Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Julio 7, 2011

Sierra & Tierra

La cruel mordaza del asma

El hijo de 5 años de edad de Rosa Perea vive una vida asfixiante. Si no toma sus medicamentos o si el aire está demasiado contaminado, puede acabar en la sala de emergencias con un ataque de asma.

Perea, directora del Centro Comunitario Juan Diego de South Chicago, vive esta tragedia no sólo en su hogar sino en su trabajo también. El Centro es una clínica que el año pasado atendió a 19,000 pacientes.

Perea y su equipo de voluntarios constituyen la vanguardia de una lucha diaria contra un enemigo implacable llamado contaminación. Y su arma más eficaz es la prevención.

“Nos aseguramos de advertir a la gente que vigilen a los niños asmáticos los días de aire muy seco, o cuando no se riegan las cenizas frías de carbón. Los niños no pueden respirar ese aire”, advierte Perea, que vive y trabaja rodeada de varias plantas de combustión de carbón.

El componente más peligroso de este cóctel de contaminantes es el smog, un gas venenoso formado por la combustión de combustibles fósiles y el calor del verano. El smog actúa como un agente corrosivo que daña los tejidos de los pulmones, reduce la capacidad pulmonar y eleva el riesgo de ataques al corazón.

Pero este enemigo se ceba con especial intensidad en la comunidad hispana. Casi la mitad de nosotros vivimos en lugares donde los niveles de smog exceden los límites de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA). Es la EPA, precisamente, quien debe aliviar esta crisis nacional. Pero la agencia lleva ya meses de retraso en adoptar un estándar más estricto contra el smog.

En enero de 2010 propuso tal mejora, la cual evitaría 17,000 muertes prematuras, 120,000 ataques de asma infantil y nos ahorraría a todos 100,000 millones de dólares. Pero en diciembre la EPA retrasó su puesta en práctica y encargó a una comisión de científicos determinar si dicho estándar era recomendable. Así lo hicieron y en julio la EPA debe implementarlo.

Pero tanto retraso ha desatado encendidas críticas contra la agencia. Y la más reciente fue una carta al Presidente Obama firmada por 14 grupos hispanos de todo el país en la que le urgen a adoptar el estándar más estricto, conocido como 60-70 ppb (partes por mil millones).

Ahora tenemos una ocasión histórica para acabar con nuestra dependencia de combustibles fósiles, fomentando el crecimiento de las energías limpias y renovables, como la solar y la eólica, que no amenazan la salud y prometen la creación de millones de empleos.

Está en las manos de la EPA que el hijo de Rosa Perea y cientos de miles de niños hispanos se libren de la cruel mordaza del asma.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces