Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Julio 19, 2011

Obama insta al Congreso a lograr un acuerdo para elevar el tope de la deuda

El presidente Barack Obama afirmó que el Congreso tiene una “oportunidad única de hacer algo grande” y estabilizar la economía durante décadas al recortar los déficit al tiempo que eleva el límite de la deuda. Advirtió con crudeza que el no hacerlo así antes del 2 de agosto derivará “efectivamente en un aumento de impuestos para todo el mundo” si el gobierno entra en mora de pagos, lo cual haría aumentar las tasas de interés.

Aún así, Obama reconoció que “es difícil armar un paquete grande” en el estancamiento político que priva en Washington, y acusó a los republicanos de oponerse a cualquier aumento de los impuestos como parte de un acuerdo para reducir el déficit. El mandatario anunció que está dispuesto a alcanzar una solución negociada en la reducción de los gastos sociales y pidió a los republicanos que hagan lo mismo.

Los funcionarios gubernamentales y economistas privados advierten que si Estados Unidos no logra ampliar su tope de endeudamiento y deja de pagar sus obligaciones debido a ello, la crisis de la economía estadounidense podría empeorar, con consecuencias que repercutirían en todo el mundo.

Los legisladores demócratas y republicanos concuerdan en la necesidad de llegar a un acuerdo, pero eso ha sido insuficiente para que los republicanos accedan a los aumentos fiscales a las compañías y a los ricos que pide Obama.

Obama dijo que está dispuesto a tomar decisiones difíciles como reestructurar el Medicare para que los estadounidenses más acaudalados que lo utilizan tengan que pagar ligeramente más. Indicó que insistió a los republicanos que las reducciones no deberían afectar a los beneficiarios actuales y dijo que las empresas farmacéuticas podrían ver reducidos los aportes que hace el estado en la adquisición de sus fármacos.

Mientras tanto, en el Capitolio los demócratas y republicanos de la Cámara de Representantes repitieron sus posiciones. Los republicanos anunciaron que votarán la próxima semana una enmienda constitucional que obligue al gobierno a equilibrar el presupuesto. Obama rechazó la idea porque “no necesitamos una enmienda constitucional para hacerlo. Lo que debemos hacer es hacer lo que marca nuestro trabajo”.

Los republicanos exigen mayores recortes al gasto público a cambio de un acuerdo para aumentar el tope de la deuda, aunque las conversaciones se han estancado porque Obama pide mayores impuestos, a lo que los republicanos se oponen.

En los mercados financieros comienza a sentirse el nerviosismo luego que analistas afirman que ambas partes están aún lejos de alcanzar un acuerdo sobre el asunto en discusión y la fecha tope para el pacto es el dos de agosto.

Ante la posibilidad de que el gobierno federal caiga en moratoria, la agencia evaluadora de riesgo Moody’s Investors Service advirtió que podría bajar la calificación crediticia de Estados Unidos. También el secretario del tesoro, Timothy Geithner, y el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, alertaron que Washington podría incumplir sus pagos si para inicios de agosto no se logra un aumento del techo del débito.

Estados Unidos tiene un tope cercano a 14 billones de dólares, un 60% del producto interno bruto. Si no presenta un plan claro, la desconfianza podría inducir a que inversores pidieran tasas de interés más altas, forzando a un nuevo ajuste del gasto público.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces