Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Julio 19, 2011

Brasil: ¿El nuevo Estados Unidos?

En 1889 Brasil dejó de ser una monarquía detentada por una rama de la familia que desarrolló el imperio portugués para convertirse en una república federativa, que hasta 1968 se llamaba Estados Unidos del Brasil. Tanto ésta como Estados Unidos de América son las dos principales potencias en cada una de las dos Américas. Brasil tiene alrededor de la mitad del territorio y de la población de Sudamérica, en tanto que Estados Unidos tiene a la gran mayoría de la población de Norteamérica, aunque a nivel de área tenga menos de la mitad de ésta.

Los dos son los únicos colosos americanos que se han ido expandiendo hacia el oeste y que también han ido anexando territorios a todos sus vecinos hispanos. Estados Unidos capturó todo el norte mexicano, Puerto Rico y Cuba (de la cual hoy sólo conserva Guantánamo) y ha llegado a ocupar casi todas las repúblicas del Caribe. Brasil les ha quitado territorios a casi todos sus 10 vecinos. También invadió Uruguay (cuya independencia se peleó contra Brasil) y libró contra Paraguay la única guerra de exterminio de la América postcolonial.

Ambos gigantes se asientan en medio de las dos mayores cuencas fluviales de ambas Américas (el Misisipi y el Amazonas), en las cuales se desarrollaron sofisticadas civilizaciones amerindias, que sucumbieron por las plagas que viajaron más rápido que los europeos que las trajeron y que asesinaron al grueso de sus habitantes.

Mientras que España se asentó en la infraestructura de antiguos imperios mesoamericanos o andinos y dio paso a un mestizaje entre europeos e indígenas, en los territorios que los portugueses y los británicos colonizaron encima o al costado de Hispanoamérica, la población indígena fue arrinconada y el territorio fue repoblado por europeos o africanos.

Si hoy Estados Unidos tiene la mayor población de origen europeo del mundo y la mayor de origen africano del hemisferio norte, Brasil tiene la segunda población negra del mundo fuera de Nigeria y la mayor de origen europeo en el hemisferio sur.

Mientras que en Estados Unidos la esclavitud fue abolida tras una guerra civil y hoy sólo uno de cada ocho estadounidenses son de piel de ébano, Brasil mantuvo la esclavitud varias décadas después de que el resto de las Américas y hoy la mitad de sus habitantes tienen raíces africanas.

La descolonización de la América hispana continental se dio con cruentas guerras civiles que la fragmentaron en casi dos decenas de repúblicas. Estados Unidos y Brasil escaparon ese destino manteniendo y expandiendo sus originales territorios y sofocando todo secesionismo. Brasil fue la sede de la única monarquía que tenía colonias en todo el globo, mientras que Estados Unidos se convirtió en la primera gran república imperial.

A diferencia de Estados Unidos, Brasil llegó tarde a la industrialización y al capitalismo y no devino en una potencia mundial. Se conformó con ser el principal aliado panamericanista de Estados Unidos, tanto en las dos guerras mundiales como en la guerra fría.

Sin embargo, después que esta última se acabó, Brasil ha empezado a marcar ciertas distancias frente a Estados Unidos y a pasar a querer perfilarse como una potencia emergente.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces