Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Julio 3, 2012

Consumo sostenible

En la Unión Europea (UE) se tira un promedio de 179 kilos de residuos alimentarios al año por persona. Lo que vienen a ser unos 89 millones de toneladas. Una cifra que aumenta cada año. A pesar de ello, el viejo continente tiene bajo el umbral de la pobreza a 79 millones de ciudadanos. Sólo en una sociedad hiperconsumista y poco concientizada es posible que se puedan conjugar estas dos realidades opuestas.  

El mundo está embarcado en un modelo que tiene al crecimiento basado en el consumo como piedra angular. Pero las reglas por las que se guía la naturaleza, al margen de las que desarrollan algunos “gurús económicos”, establecen que los recursos son finitos y que, a este ritmo, la Tierra tendría que subcontratar a otros cuántos planetas para abastecer la demanda de las  sociedades del siglo XXI. 

Las dificultades que encuentran los ciudadanos para mantenerse al margen de la ola consumista son muy grandes. Para ello habría que vivir en una burbuja, o irse al campo, donde no llegan los tentáculos de la modernidad. Difícil tarea y demasiadas renuncias. Una de las posibilidades sería la de comprar de una manera responsable, educar y concienciar desde las instituciones, y desde el propio entorno familiar, y quizá, por qué no, evitar compras innecesarias y compulsivas… Una utopía, si se tiene en cuenta que el enemigo está en el propio hogar.

La publicidad que lanzan a través de las pantallas es de tal magnitud, que no sólo crea “pequeñas necesidades”, sino que  impone además modelos de vida que condicionan a los ciudadanos en sus comportamientos y en sus  decisiones.

Es todo de una gran contradicción. Por un lado, los gobiernos y las empresas temen la caída del consumo porque es una de las pocas formas de generar crecimiento, ahora que las economías están tiritando. Pero por otro lado, si Occidente y los países emergentes siguen depredando el planeta a este ritmo, es muy probable que de aquí a unos años se agoten los recursos.

En España, el gobierno dice que “los españoles hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, aunque sería más acertado decir que “hemos vivido por encima de nuestras necesidades”. Familias con dos casas, una televisión por habitación, varios coches…. A pesar de ello, el modelo económico sigue orientado hacia un consumo depredador, en vez de girar hacia un modelo de consumo sostenible.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces