Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Julio 3, 2012

Procesando un millón de solicitudes

La conmoción y emoción generada por el anuncio del 15 de junio por parte de la Casa Blanca sobre la acción diferida para jóvenes indocumentados, poco a poco está bajando en los medios dominantes, está cayendo silenciosamente detrás de la decisión de la Corte Suprema sobre la SB 1070 anti- inmigrante y la legislatura sobre Obamacare. Sin embargo, la esperanza que este anunció encendió entre los jóvenes indocumentados y sus familias se siente y se palpa. Ya hemos escuchado que muchos abogados están recibiendo preguntas y están siendo abordados por inmigrantes indocumentados en busca del beneficio de la acción diferida.

Sin embargo, la USCIS no ha delimitado aún ningún procedimiento para procesar el mas de un millón de solicitudes de acción diferida. La USCIS solo ha emitido una advertencia que “si usted aplica ahora, su solicitud será negada” y que los inmigrantes tienen que esperar hasta el 15 de agosto para averiguar cómo hacer la solicitud.

Quisiéramos hacerle una sugerencia al USCIS, que le podría ayudar a procesar los cientos de miles de solicitudes que recibirán pronto. Según Fuentes oficiales, la USCIS procesa unas cinco millones de solicitudes al año, incluyendo I-130, I-140. I-145 y peticiones N-400. Para procesar todas estas solicitudes, la USCIS tiene un equipo de 18,000 empleados. Para poder procesar el millón de solicitudes de acción diferida para jóvenes indocumentados elegibles, la USCIS tendría que ampliar su equipo con unos 3,000 miembros más para terminar el procesamiento en un año. ¿Cómo va la USCIS a encontrar esta capacidad adicional, cuando la agencia no tiene autoridad para cobrar cuotas?

Con tan solo 18,000 empleados la USCIS, que trabaja dentro de la DHS, tiene pocos empleados, comparado con otras agencias hermanas como TSA y CBP, que tienen 58,000 empleados cada una. Con la delegación de solo 3,000 agentes de CBP y TSA, la USCIS podrá procesar el millón de solicitudes de acción diferida. Mejor aún, si el presidente Obama tiene visión y mantiene su palabra de proporcionar una oportunidad para los jóvenes indocumentados inocentes que trabajan duro, puede delegar 12,000 empleados de CBP y TSA para procesar de manera efectiva el millón de solicitudes en tan solo tres meses. Si esta opción no es viable, la USCIS también tiene la opción de delegar 8,000 miembros de la reserva de la guardia costera, también parte del DHS, para procesar las solicitudes. La delegación de estos agentes no distraerá a la CBO, TSA o la guardia costera de sus misiones, ya que al reducir la cantidad de indocumentados en una décima parte es un paso adelante en la mejora de la seguridad de nuestro país.

La USCIS no tiene excusa para seguir retrasando el proceso de solicitud de acción diferida para los jóvenes indocumentados. El presidente Obama debe ser consecuente con su anuncio de esta política, con planes concretos para procesar un millón de solicitudes y, por lo tanto, mostrar que su anuncio es más que una mera postura política.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces