Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Julio 1, 2014

Cambia la actitud de los estadounidenses frente al consumo de drogas

Encuesta arroja que la mayoría cree que el Gobierno debe rehabilitar y no perseguir a los adictos, y que la marihuana debería legalizarse.

Más de la mitad de los estadounidenses está de acuerdo con que el Gobierno debe aplicar políticas destinadas a la rehabilitación de las personas adictas a las drogas, en lugar de perseguirlas y encerrarlas en la cárcel. Eso fue lo que arrojó una encuesta de Pew Research Center, que muestra el cambio de actitud de la población tras años de lucha contra las drogas por parte del Estado.

   El 67 por ciento de los estadounidenses opina que el Gobierno debería centrarse más en ayudar mediante la rehabilitación a los consumidores de drogas ilegales como la heroína y la cocaína, mientras que sólo el 26 por ciento piensa que el enfoque debe ser perseguir a los adictos.

   Asimismo, el apoyo de la población a una posición basada en el tratamiento del consumo de drogas ilegales se extiende por casi todos los grupos demográficos.

   Este estudio se realizó en un momento crucial en el debate nacional sobre cuál es la mejor manera de lidiar con los abusos de estupefacientes. En el Congreso hay un esfuerzo bipartidista por dar mayor discreción a los jueces federales en los casos de drogas de bajo nivel y reducir sentencias obligatorias para algunos delitos relacionados.

Actualmente muchos estados están revisando sus leyes al respecto. Entre los años 2009 y 2013 cerca de 40 estados tomaron medidas para flexibilizar su legislación.

   ¿Y LA MARIHUANA?

   La actitud de la población respecto a si el uso de la marihuana debe ser legal o no también cambió. Hace años, el 52 por ciento opinaba que el uso de la marihuana no debería legalizarse y el 41 por ciento consideraba que sí. Hoy, los porcentajes se invirtieron: el 54 por ciento está a favor de la legalización mientras que el 42 por ciento se opone.

   Ahondando en el tema, el 44 por ciento sostuvo que el cannabis debería ser legal sólo para uso medicinal; el 39 por ciento, para uso personal; y sólo el 16 por ciento que no debe legalizarse bajo ningún aspecto.

   No obstante, el 54 por ciento dice  que la legalización podría conducir a los menores a ser más propensos a convertirse en consumidores. Asimismo, la mayoría de los estadounidenses, el 63 por ciento, expresa que si la marihuana fuera legal les molestaría ver personas fumándola en lugares públicos.

   Un porcentaje menor, el 41 por ciento, manifiesta que se molestaría si una tienda de venta de marihuana se abre en su barrio y sólo el 15 por ciento se fastidiaría si las personas usan marihuana en sus propios hogares.

   El estudio se realizó a inicios de año, mediante entrevistas telefónicas a 1,821 personas, de entre 18 a 33 años, que fueron seleccionadas de forma aleatoria en todo el país.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces