Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Julio 7, 2015

Matanza de Charleston abre el debate sobre el racismo y el control de las armas en EE.UU.

El tiroteo en una iglesia de la comunidad negra de Charleston forzó a los aspirantes a la Casa Blanca a posicionarse sobre dos temas muy divisores en Estados Unidos: el racismo y el control de armas.

La histórica iglesia metodista Madre Emanuel reabrió sus puertas cuatro días después de que un joven blanco de 21 años perpetrara en su interior una de las peores matanzas cometidas en un centro religioso del país: asesinó a tiros a nueve feligreses negros.

En esos días, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habló más de armas que de racismo, mientras que la aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, se pronunció sin ambages sobre ambos temas controvertidos. Sus competidores republicanos, en cambio, prefirieron esquivar debates espinosos.

“Seamos claros. En algún momento, como país, tendremos que considerar el hecho de que este tipo de violencia masiva no sucede en otras naciones avanzadas. No sucede en otros lugares con esta frecuencia”, dijo Obama tras comparecer por primera vez ante el suceso.

No haber sido capaz de avanzar en el control de la venta y posesión de armas es una de sus mayores frustraciones como presidente y, a juzgar por sus palabras, no tiene muchas esperanzas de conseguirlo en el año y medio que le queda de mandato.

“No tiene sentido que no podamos ponernos de acuerdo para mantener las armas fuera del alcance de los maltratadores, de los enfermos mentales o incluso de personas que están en una lista por sospechas de terrorismo”, expresó Hillary Clinton.

La demócrata se refería al fracaso que encontraron en el Congreso todas las iniciativas de Obama en este sentido, incluso una medida bipartidista del 2013 que establecía un sistema de verificación de antecedentes para la venta de armas.

“Los costos son demasiado altos, y no tengo ni tendré miedo de seguir luchando para tener leyes de sentido común sobre las armas, en honor a todas las víctimas de la violencia sin sentido en este país”, aseguró Clinton.

Asimismo, llamó a abordar abiertamente este y otros temas controvertidos en la Nación: “Tenemos que enfrentar las duras verdades sobre raza, violencia, armas y división”, afirmó. Por su parte, el reverendo de la Iglesia donde sucedió el ataque, Norvel Goff, proclamó ante centenares de feligreses: “Las puertas de la iglesia están abiertas. No hay malvado, ni demonio, ni infierno en la Tierra que pueda cerrar las puertas de la iglesia de Dios”.

 

 

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces