Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Julio 21, 2015

El extraordinario juicio por pederastia a Jozef Wesolowski, el exnuncio del Vaticano en República Dominicana

El juicio por pedofilia contra el exnuncio de República Dominicana, Jozef Wesolowski, que iba a comenzar el pasado 11 de julio, debió ser aplazado porque el acusado fue internado en una sala de cuidados intensivos en Roma “por un malestar imprevisto”, según informaron desde el Vaticano. El proceso se había iniciado con el exrreligioso ausente, pero a los 7 minutos se suspendió.

Su caso es el primero por pederastia en un tribunal del estado Vaticano.

El polaco está acusado de abusar sexualmente de menores durante los cinco años en que desempeñó el cargo en el país caribeño, entre el 24 de enero de 2008, y el 2 de agosto de 2013, cuando se vio obligado a dimitir. También se le señala de posesión de pornografía infantil.

La Congregación para la Doctrina de la Fe ya le quitó el estado clerical. Wesolowski, de 66 años, fue juzgado con base en el derecho canónico, el ordenamiento jurídico propio de la Iglesia católica, y fue condenado a la pena máxima otorgada a un prelado.

Así, tras ser expulsado del sacerdocio debe cumplir penitencia, llevando una vida de oración. Además, no le está permitido celebrar misa de forma pública ni administrar los sacramentos. Tampoco puede usar el traje clerical, ni presentarse públicamente como sacerdote.

“Es extraordinario porque normalmente este tipo de casos son juzgados en base al derecho canónico”, explica Jorge Otaduy, experto en derecho canónico de la Universidad de Navarra, en España. Pero esta vez el polaco será procesado por un tribunal, y de acuerdo a la jurisdicción del estado de la Ciudad del Vaticano, lo más cercano posible a una corte convencional, teniendo en cuenta las particularidades del microestado.

Pero aunque sea un juicio sin precedentes, no todos lo aplauden.

La organización británica National Secular Society (NSS, Sociedad Secular Nacional), organización que hace campaña por la separación de la iglesia y el estado, insiste en que es un intento de la Iglesia de evadir la justicia ordinaria y seguir juzgando a sus altos cargos “en casa”.

En este contexto, el Papa Francisco reconoció que hay cerca de un 2% de sacerdotes pederastas, y aceptó así la propuesta de la Comisión Pontificia para la tutela de los menores, para que no sólo se persiga a los curas pederastas, sino también a sus encubridores.

Por ello, muchos consideran al actual Papa como el único pontífice que está aplicando mano dura al asunto por primera vez.

Ahora, con los últimos cambios, los religiosos que hayan supuestamente incurrido en ese delito serán juzgados por una sección paralela y específica, pero que dependerá de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el dicasterio que se encarga, entre otras cosas, de juzgar los delitos de pederastia.

“Existen ya las bases en el Código de Derecho Canónico. Sin embargo, hay muchas incógnitas en torno a este nuevo tribunal adjunto.

Un informe del Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas presentada a la Santa Sede en abril de 2014, incluía 15,000 casos de abusos documentados y acusaba al Vaticano de “sistemáticamente” adoptar políticas que permitían el abuso sexual de decenas de miles de menores por sacerdotes.

Y son más los religiosos que se sentaron en el banquillo de un tribunal laico acusados de abusar de menores que aquellos que lo han hecho por haber encubierto a pederastas.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces