Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Julio 21, 2015

Nuestra obligación cívica

Si un dato puede destacarse de las secuelas por las polémicas declaraciones del multimillonario Donald Trump, es la entereza y la dignidad con las que ha respondido el creciente número de personalidades, empresas y organizaciones que han decidido romper relaciones de negocios con el aspirante presidencial republicano.

Primero fue Univisión, seguido de NBC, Macy’s, Serta, PGA, NASCAR y personalidades como Roselyn Sánchez, Christian de la Fuente, así como los chefs José Andrés y Geoffrey Zakarian. Asimismo, ha sido el centro de sonoras protestas por miembros de nuestra comunidad en el sitio de su nuevo hotel en Washington DC, como también en sus apariciones en Los Ángeles y Phoenix.

En su más reciente afirmación, el señor Donald Trump declaró que ganará el voto latino si logra la nominación de su partido a la presidencia en las elecciones del 2016 porque –según él-- todo el mundo lo ama y creará empleos.

Un día antes de la manifestación realizada contra Trump en el Viejo Edificio Postal de Washington, tuve la oportunidad de hablar con varios de sus trabajadores latinos. Ninguno de ellos siente que le debe su trabajo al millonario. Y entre aquellos que son ciudadanos, ninguno expresó interés en apoyarlo.

George W. Bush obtuvo el 44 por ciento del voto latino en 2004. Pero el porcentaje se desplomó al 27 por ciento durante la puja presidencial de Romney. El senador republicano Lindsey Graham asegura que si el resto de los aspirantes no expresa públicamente su desacuerdo con Trump, perderán las elecciones del 2016.

El remolino del debate hará que la migración continúe en un lugar central de la contienda, porque la reforma migratoria sigue siendo la gran asignatura pendiente, en momentos que una abrumadora mayoría del público estadounidense apoya la legalización de migrantes.

Todo esto nos lleva a la pregunta de cuál debe ser el papel que debe desempeñar la comunidad latina en este ambiente, donde el carácter de los hispanos está siendo desdibujado por personas que claramente no nos conocen o ignoran deliberadamente nuestras significativas contribuciones a lo largo de la historia de este país.

Algunos hispanos han decidido exteriorizar su punto de vista a través de movilizaciones de protesta pero la reacción de la comunidad debe de ir más allá. Es nuestra obligación cívica dar el siguiente paso decisivo para mostrar que nuestro peso demográfico no puede ser ignorado y mucho menos ofendido.

De allí la importancia de que los millones de latinos residentes permanentes elegibles se hagan ciudadanos, y los ciudadanos se registren a votar y todos acudan a las urnas, y demos en los hechos una lección más de civismo apoyando a quienes nos trate con el respeto y la dignidad que nos hemos ganado a pulso.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces