Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Julio 7, 2016.

Colombia y las FARC, a un paso del acuerdo definitivo de paz

El histórico cese al fuego bilateral firmado por el Gobierno de Colombia y las FARC el pasado jueves marca el fin de la confrontación armada más antigua del hemisferio, y los deja a un paso de un acuerdo final de paz.

El compromiso, rubricado en La Habana ante el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y varios presidentes de América Latina, estableció los procedimientos para que los rebeldes se concentren temporalmente en una veintena de zonas y entreguen las armas a la ONU en un plazo de seis meses tras el acuerdo definitivo.

“Que este sea el último día de la guerra”, dijo el máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”.

Con el cese de hostilidades, las FARC renunciaron a más de medio siglo de lucha armada en un conflicto que dejó 220,000 muertos y millones de desplazados.

Todo el armamento de las FARC será usado en la construcción de tres monumentos.

Durante la emotiva ceremonia en Cuba, donde las partes negociaron por más de tres años, el presidente colombiano Juan Manuel Santos estrechó la mano del líder guerrillero. “Hoy, por fortuna, con lo que se acaba de firmar, damos vuelta a esta trágica y larga página de nuestra historia”, expresó.

El pacto, denominado “Fin del Conflicto”, incluye garantías de seguridad y la lucha contra las organizaciones criminales sucesoras del paramilitarismo.

“Esto significa –ni más ni menos– el fin de las FARC como grupo armado”, destacó Santos.

MOMENTO HISTÓRICO

A pesar de los obstáculos, el Gobierno y el grupo rebelde ya habían logrado acuerdos previos sobre mecanismos para dar acceso a la tierra a los campesinos pobres, la transformación de la guerrilla en un partido político, justicia, lucha contra el narcotráfico, desminado y búsqueda de desaparecidos.

Las partes ahora se concentrarán en lograr un consenso para que los colombianos ratifiquen el acuerdo de paz. Por lo pronto, las FARC se comprometieron a aceptar el mecanismo de refrendación que decida la Corte Constitucional.

Pero uno de los retos para los colombianos será perdonar las cinco décadas de violencia, atentados y secuestros.

RESPALDO INTERNACIONAL

Cuba y Noruega son los países garantes en la negociación de paz, y sus funcionarios fueron los encargados de leer el pacto de cese al fuego. Chile y Venezuela actuaron como naciones acompañantes en el proceso.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, describió la firma del acuerdo como un momento histórico no sólo para Colombia, sino para toda la región.

Estados Unidos, un histórico aliado político de Colombia, felicitó al Gobierno por el pacto, que dijo representa un progreso importante hacia el fin del conflicto.

Por su parte, la ONU enviará observadores internacionales para ayudar en la verificación del cese al fuego y la renuncia a las armas, así como la reincorporación a la vida civil de las FARC.

Ahora el grupo guerrillero buscará convertirse en una alternativa política en un país predominantemente conservador y en donde la izquierda sufrió históricamente una sangrienta persecución por parte de grupos paramilitares.

 

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces