Vientecitos suaves

Vientecitos suaves,

templad la risa;

parad, callad, no sopléis;

pues que duerme

y descansa mi niña,

no me la despertéis.

JOSÉ DE VALDIVIESO

Las ilustraciones de esta página son creaciones originales de Karime Perea