La capacitación médica está en peligro

El futuro de los centros de enseñanza que capacitan a miles de profesionales de la medicina en los hospitales del país se decidirá este año en curso. Con su voto, los congresistas sabrán qué tanto respaldo debe otorgar el gobierno federal a estos centros hospitalarios del país que son tan esenciales para la salud de las muchas comunidades locales a las que sirven. Estos centros, además, brindan el ambiente favorable para que miles de futuros doctores y enfermeras se entrenen y capaciten y para que otros tantos investigadores médicos encuentren el terreno propicio para buscar nuevas opciones curativas. Cabe destacar que esta no es la primera ocasión en la que los congresistas deciden sobre el futuro de los hospitales y sus escuelas de medicina.

Si el Congreso no actúa, los fondos que financian a los 1,100 centros hospitalarios de enseñanza del país, serán recortados en varios miles de millones de dólares en el curso de los próximos cinco años. Este significativo recorte presupuestario federal vendría en un momento particularmente difícil para todos estos hospitales, que ahora mismo luchan por sostenerse debido a las severas limitaciones financieras en los presupuestos de Medicaid, además de una grave falta de enfermeros profesionales y de médicos.

Cada año, más de 100 mil médicos residentes son entrenados en diversas especialidades de la medicina en estos centros de estudio, a lo largo y ancho de la nación.