EL SEGURO SOCIAL Y LOS NIÑOS

Por Bob Walsh • Promotor de Relaciones en el norte de Indiana

El otro día, mientras finalizaba un discurso frente a un grupo de ancianos, un caballero me hizo una pregunta. En realidad, era pregunta y comentario a la vez:

“¿Cuándo comenzó el Seguro Social a pagar todos estos beneficios a niños pequeños? Yo estaba en la oficina de Seguro Social el otro día, y la sala de espera tenía más niños que ancianos. Yo pienso que eso es lo que está mal con el Seguro Social. Si dejamos de pagar beneficios a todos estos niños y cambiamos el uso del programa a como era antes ­sólo para ancianos­ ¡entonces el Seguro Social no tendría ningún problema!”

Primero le expliqué que, probablemente, la mayoría de los niños que vio en la sala de espera no estaban ahí para solicitar beneficios. Un padre o padres los trajeron para obtener una tarjeta de Seguro Social nueva o de reemplazo. Los niños necesitan números de Seguro Social por varias razones, la más importante es para que los padres puedan reclamarlos como una exención en su declaración de impuestos. Ya que hemos hecho arreglos con la mayoría de los hospitales y el Buró de Estadísticas Vitales en el país, muchos padres pueden solicitar el número de Seguro Social inmediatamente después del nacimiento del bebé, mientras la madre todavía está en el hospital. Otros completan el proceso por teléfono o correo llamando al 1-800-772-1213. Sin embargo, algunos padres tienen que o eligen obtener un número de Seguro Social para su niño en una oficina local de Seguro Social. Se puede acelerar el proceso bajando el formulario de solicitud e instrucciones en www.segurosocial.gov/online/ss-5sp.pdf en el Internet.

Luego le expliqué que algunos niños son elegibles a beneficios de Seguro Social, lo que no es nada nuevo. El Seguro Social ha pagado beneficios a los niños menores de trabajadores jubilados o fallecidos desde 1940 y a los niños menores de trabajadores incapacitados desde 1958. Por lo general, esos beneficios continúan hasta que el niño alcanza los 18 años (o 19 si todavía está en la escuela superior). Si el niño está incapacitado, esos beneficios pueden continuar hasta la adultez.

Finalmente le expliqué que algunos de esos niños podrían estar solicitando beneficios de Seguridad de Ingreso Suplementario por incapacidad. Los niños con incapacidades cuyos padres tienen ingresos y recursos limitados pueden ser elegibles a beneficios mensuales. También enfaticé que los pagos de SSI son financiados por los impuestos generales, no por los impuestos del Seguro Social.

Para aprender más sobre los números de Seguro Social y los niños lea nuestro folleto Números de Seguro Social para niños en www.segurosocial.gov/espanol en el Internet. Para aprender más sobre los beneficios para niños, lea nuestro folleto, Beneficios para niños con incapacidades en www.segurosocial.gov/espanol en el Internet.