La vida moderna occidental es maravillosa, excepto cuando hay una falla de energía. Especialmente en las grandes ciudades, donde se producen intangibles, la vida puede complicarse y la gente cae en cuenta de cuanto dependemos de los artefactos eléctricos.

El gran apagón de varios de los estados del Este y parte de Canada mostró como estamos de ‘interconectados’. En un lugar como New York, la vida usual se detuvo y la interacción humana tomó la iniciativa. Una vez más, el espíritu humano salió victorioso, las personas se aprestaron a ayudar a otros. La gente compartió agua, recursos e incluso el espacio, ya que muchos individuos tuvieron que recurrir a dormir en el piso, algunos de ellos en las aceras públicas.

En la mayoría de los casos no se dispuso de alimentos preparados, excepto por las pizzerias, que cuentan con hornos de gas, pero la gente compartió lo que tenía para comer y también bebieron vino y cerveza. En medio de lo inconveniente, primó un espíritu de generosidad.

Por encima de todo, nos hace humildes el descubrir como estamos de lejos de los ambientes naturales. Tanto las tiendas como los expendios de gasolina cerraron. Los teléfonos regulares y celulares no funcionaron y la television y radio quedó enmudecida. También se detuvieron los subterráneos, autobuses y autos.

En las ciudades pequeñas, la vida es más fácil en tiempos inciertos, la gente está más cerca del ganado, los pollos y los cerdos. El maíz crece en todos lados y en tiempo de verano muchos cocinan afuera. Sin embargo, en un apagón también las tiendas y estaciones de combustible cerrarían.

Cómo somos de vulnerables. No se requiere un ataque terrorista para saber que los Estados Unidos como cualquier otra sociedad depende de otros. El país depende de alimentos, ropa, partes, petróleo y productos manufacturados extranjeros. Asi como los Newyorkinos, dependemos de la buena fe de otros.

Hay momentos de oscuridad en que se tiene que confiar en la humanidad. Como nación estamos listos a confiar? Si los Estados Unidos continúa sus políticas extranjeras como hasta ahora, no habrá ninguna barrera de protección para el país. Cómo puede US confiar en aquellos que se han lastimado por nuestra forma de vida?

Algunas noticias reportaron que los Iraquíes se rieron del apagón de US, ya que pensaron que era tiempo que la gente aquí sintiera lo que ellos han tenido que soportar por varios meses

Hay momentos, cuando la riqueza y el poder no son suficientes, cuando se necesita la ayuda de otros. Son momentos se compartir recursos, y esto incluye riquezas, poder y gente a nivel mundial.