Lorena Celis, un producto del esfuerzo, de la familia y de la escuela

Por: Jimmer Prieto

El mes pasado tuve el inmenso placer de conversar con la Doctora Lorena Celis. Ella es una dentista oriunda de El Salvador, quien llegó a los Estados Unidos hace 22 años, siendo aún una niña. Lorena, como ella misma me pidió que la llamara a lo largo de nuestra conversación, estudió en los Estados Unidos y tuvo que pasar, como todos los inmigrantes, las dificultades del idioma y de la adaptación a la nueva cultura. Sinembargo, desde la humildad del hogar paterno se sembraron en ella para siempre las semillas de la honestidad y del trabajo responsable y comprometido. “Mis padres siempre me dijeron” recuerda ella, “cuando vayas a la universidad vas a poder servir mejor a tu gente”. “Así es que no tuve ni siquiera la oportunidad de decir que no”. Entrar a la universidad para mí fue lo más natural porque me crié con la meta de ingresar a ella.

Después vino la presión de la escuela. Recuerdo varios maestros que me decían que debido a que yo era hispana, lo que más me convenía era hacer una carrera corta y luego entrar a trabajar. Pero yo quería ser odontóloga y a pesar de todos los obstáculos y dificultades que tuve, al fin lo logré.

Lorena Celis es una odontóloga muy especial, que hace su trabajo a conciencia. Ella sabe lo difícil que es para un extranjero explicar o describir su problema, especialmente si se trata de un dolor de muela. Por eso, ella añade a su conocimiento profesional y a la sensibilidad con que trata a sus pacientes, el recurso del idioma español.

Ella piensa que en una comunidad joven como la nuestra hay mucho por hacer. Está convencida de que en materia de salud los profesionales deben hablar español para servir mejor a la gente.

Ella sintió que South Bend era el mejor sitio para ejercer su carrera, lo cual ha confirmado con la maravillosa respuesta de la comunidad que la busca no solo desde South Bend sino de todos los pueblos alrededor.

La doctora Lorena Celis es de los nuestros. Su conciencia de la importancia histórica de los hispanos en este país y su trabajo profesional nos hacen sentir que el esfuerzo sostenido de cada familia y la labor permanente de la escuela orientada hacia nuestros jóvenes, finalmente valen la pena.