Los suspendidosÉ a trabajar

Goshen- Para la mayoría de los estudiantes de Goshen la suspensión de la escuela ha significado hasta ahora quedarse a dormir, ver televisión o jugar en casa.

Sin embargo, esto cambiará a partir de este año escolar ya que los estudiantes que sean suspendidos tendrán que pasar parte del día ayudando al Salvation Army: recogiendo basura en los parques de la ciudad o realizando otros servicios comunitarios. El resto del día será empleado en aprender a manejar su ira, respetar a otros y evitar ser abusadores.

El nuevo programa piloto es una alternativa a las suspensions de la escuela en los grados 4 al 8, en colaboración con las escuelas de Goshen, Youth Services Bureau y el Centro para Justicia Comunitaria.

Bob Duell, asistente del superintendente de las escuelas de Goshen, afirma que el objetivo del programa es crear conciencia desde temprana edad y enseñar a tratar de resolver los problemas a tiempo. Inicialmente, este programa será utilizado con estudiantes que sean suspendidos por cinco o más días, pero puede ser expandido para incluir más estudiantes.