Pulso Mexicano

Por Glenn Holland

Fobaproa, IPAB y el nuevo acuerdo con los banqueros, ¿qué significan? El Pulso explicará lo esencial en tres párrafos.

En diciembre del 1994 había una devaluación del peso que casi arrojó a varios bancos mexicanos a la quiebra en el año siguiente. El gobierno usó el Fobaproa ­Fondo Bancario para la Protección de Ahorros­ para rescatar los bancos. Luego el gobierno quería convertir este dinero en deuda pública. Pero en diciembre del 1998 el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB) sustituyó al Fobaproa y aquel pidió que se revisara la deuda que el gobierno había comprado. Cuando los banqueros se opusieron a la idea, la decisión fue hasta la Suprema Corte de Justicia. En junio de este año los banqueros recibieron un amparo y la demanda se quedó muerta.

Estamos hablando de más de US $80 mil millones en transferencias que, sin duda alguna, presentan graves irregularidades a favor de los banqueros. Ahora, la semana pasada el IPAB y los banqueros llegaron a un acuerdo: los bancos tendrán que pagar US $900 millones, otros US $700 millones serán revisados para detectar cualquier irregularidad (por empresas privadas no más) y lo restante quedará como deuda pública, en si protegiendo a los que lavaron dinero.

Los cuatro bancos involucrados son Banamex, Bancomer, HSBC (antes Bital) y Santander. A respuesta del acuerdo, funcionarios de cada banco se escucharon dispuestos a “total transparencia” en el asunto.

* Según datos del Instituto Federal Electoral, solo el 40% de todos los votantes apareció en las urnas en las elecciones del año pasado. Casi el 70% de los votantes entre las edades de 20 y 29 años no votaron.

* Desde el 2001, el sector agropecuario ha crecido a un ritmo de 2.8%, pero ha perdido más de 220 mil empleos. Esto se debe a que una cuarta parte de los terrenos cosechados se encuentra en las manos de agricultores ricos que tienen acceso a tecnología. El otro 75% pertenece a los campesinos empobrecidos que se van a EU.

* La Secretaría de Economía reportó que en 1990 México importó casi 28 millones de dólares en productos petroquímicos. En 2001 esta cifra alcanzó 126 millones de dólares. Este año rebasará 204 millones de dólares. La semana pasada, Pemex anunció el cierre de seis plantas petroquímicas en el país por el alto costo de gas natural y la baja eficiencia fiscal.

* Toda la especulación, desesperación y rumor se acabaron. La Primera Dama Marta Sahagún no será candidata a la presidencia del 2006. Martita dio a conocer su decisión en una rueda de prensa la semana pasada. ¿Tendrá algo que ver su decisión con las recientes y serias investigaciones de supuesto lavado de dinero entre su organización Vamos México y la Lotería Nacional? No más pregunta.

* Continúa la saga del legislador Jorge Kahwagi. Su prolongada presencia en el reality show Big Brother ha causado polémica entre sus colegas. Su partido, el Verde Ecológico, votó destituirlo de su puesto de líder partidario en la Cámara de Diputados. Pero crearon otro puesto específicamente para él, la Oficina de Enlace Ciudadano, que lo esperará hasta que regrese a sus labores normales. Mientras, el legislador sigue cobrando su sueldo aunque no ha trabajado ni un día durante las últimas seis semanas.

* Mucha corrupción existe en las aduanas mexicanas. Por eso se ha relevado el 80% del personal y cerca de 100 administradores del departamento en los últimos tres años.

* La Cámara de Diputados aprobó un dictamen que reformará la Ley de Seguro Social, estructura que cuesta miles de millones de pesos a los contribuyentes cada año. Los primeros resultados de esta medida desesperadamente requerida tendrán lugar dentro de… 28 años. El sindicato del Instituto Mexicano de Seguro Social está planeando una megamarcha el 23 de julio para protestar el dictamen. Y sigue la novela.

* Presidente Fox anunció que aportará mil millones de pesos más en el presupuesto para mejorar la seguridad del país.