Al momento de escribir este editorial, aún no se sabían los resultados del referendo en Venezuela, sin embargo la lección para el mundo es de un impacto resonante.

Mientras que otros países gastan millones de dólares en campañas políticas solo para obtener una baja participación de votación, los venezolanos han votado masivamente.

El ex-presidente de EU, Jimmy Carter, quien se encontraba en Caracas como observador independiente de la votación, dijo que era la mayor participación que había visto nunca, de las muchas elecciones alrededor del mundo que él ha monitorado.

Y en las propias palabras de Chávez:” Esta es una verdadera fiesta democrática. Es una batalla de resonancia mundial:.

El escenario ha sido puesto, y la gente quiere expresarse a través de su voto, pero hay muchos intereses en juego.

De una parte, están aquellos que han sido dueños de los medios de comunicación y cuyos intereses están vinculados a los Estados Unidos. Del otro lado, está la gente pobre, quienes por primera vez se han beneficiado de las acciones del gobierno.

Esperemos que el resultado no tenga el trágico fin de Allende en Chile, hace varios años, quien después de haber sido elegido, los intereses extranjeros lo mataron y pusieron al dictador militar Pinochet, a gobernar el país. Debe recordase que Estados unidos ayudó a los militares en ese país a tomarse el poder.

Si democracia significa ser dirigido por el voto popular, entonces aun si las potencias extranjeras no les gusta el resultado, deben aceptarlo como la voluntad del pueblo.

Una cosa es muy cierta: por más de tres años, los dos grupos en Venezuela, aquellos pro Chávez, y los opositores han recorrido todo el país, llegando hasta todo aquel que quisiera escucharles, a fin de cambiar la situación actual. Ambos lados han demostrado valor y persistencia.

La votación masiva en agosto 15 del 2004 es un maravilloso mensaje de esperanza y de alerta a los gobiernos en el poder. La gente está despertando y se están dando cuenta que el poder siempre estuvo en sus manos, pero habían dejado de usarlo.

Cuando nominar, y por lo tanto votar se hace solo a través de campañas monetarias, el resultado es solo una lucha entre los grupos que ya tienen poder. Es diferente cuando el pueblo decide ser parte de la toma de decisions.

Un respetuoso saludo a todos los venezolanos que participaron activamente en este histórico día, sin importar cómo votaron. Su ejemplo podría ser seguido por muchos de los paises más desarrollados.