La ley de Causa y Efecto

Por Tony Alcázar

El sufrimiento es un efecto, un resultado causado por algo que hicimos o que no hicimos. Cuando buscamos la causa de nuestros problemas, buscamos afuera en lugar de buscar adentro. Don Miguel De Cervantes Saavedra, sabiamente lo puso de esta manera:

“Los peores enemigos a los cuales debemos combatir principalmente, están dentro de nosotros”

La gente culpa a medio mundo por sus problemas y frustraciones, cuando el verdadero enemigo somos nosotros mismos.

Dentro de nosotros están, esas dudas, esos sentimientos de inseguridad por la cual no hacemos todo, de lo cual  somos capaces.

La mente humana se divide en dos: Consciente y Subconsciente. El consciente es el que dirige y el subconsciente es el motor más poderoso que existe.

El mejor ejemplo que tengo para explicar es comparando a nuestra mente con un piloto y un avión. El consciente es el piloto y el subconsciente es el avión. La potencia esta en el avión, no en el piloto, pero el piloto puede dirigir esa potencia a su destino final.

Al darnos el poder de escoger nuestros pensamientos, Dios nos dio el poder absoluto de dirigir nuestras vidas al destino final que elijamos. Por eso tenemos que tener cuidado con nuestros pensamientos.

Por ejemplo cuando de niños sufrimos pobreza, limitaciones, abuso, etc. El subconsciente toma el mensaje equivocado, cree que es normal sufrir y lo ejecuta de esa manera, haciendo que el hombre se conforme con lo poco que tiene. La manera de corregir eso es cambiar nuestro patrón de pensamiento, afirmarse a uno mismo, convencerse de que tenemos derecho a la felicidad, soñar todos los días con una vida llena de prosperidad y bienestar para nuestra familia.

Si cambiamos nuestra manera de pensar, nuestra vida va a cambiar también:

Miguel de Cervantes también dijo:  “Si remueves  la causa, el efecto cesa.”

Aplicándolo a nuestra vida, esto quiere decir que si quieres un resultado diferente, tienes que cambiar lo que has estado haciendo hasta ahora. Si sigues haciendo lo mismo año tras año y quieres un cambio, estás loco.  Albert Einstein definía la locura, como el hacer algo, una y otra vez de la misma manera y esperar un resultado diferente.

Estos son algunos ejemplos de Causa y Efecto:

* Si trabajas fuerte y das todo de ti todos los días, lo que va a regresar es prosperidad

* Si trabajas a  medias, das menos de lo que tienes que dar, lo que va a regresar, es mediocridad.

* Si dedicas tiempo a tus hijos y los guías, el resultado va a ser el éxito de tus hijos.

* Si enseñas lo que sabes, vas a aprender mucho más.

* Si haces el bien y ayudas  a alguien,  a  ti te van a ayudar más.

* Si aprecias todo lo que tienes en la vida, vas a recibir más.

* Si envidias, lo que va a regresar va a ser carencia, para que puedas seguir envidiando.

* Si haces daño, lo que regresa es desgracia.

Amigos, aprecien la sabiduría de Cervantes y recapaciten en todas estas verdades Univer-sales y persigan su brillante destino. Después,  les cuento el resto de la historia.

Hasta la próxima.