La aviación tiene una rica historia que se enmarca dentro de los numerosos intentos del hombre por dominar a la naturaleza y elevarse en el aire. Muchas personas perecieron intentándolo, en algunos casos con experimentos que parecen absurdos para nuestra época. El mayor obstáculo con el que se encontraron fue la imposibilidad de imaginar una estructura diferente a la que brinda la naturaleza y que hace posible el planear de los pájaros. Las aves eran vistas como máquinas perfectas de volar que los hombres debían calcar si querían conseguirlo. Sólo a ellas dedicaban su contemplación.

Leonardo Da Vinci durante su vida realizó varios bosquejos para la construcción de una máquina de volar.

De todas maneras, existieron otros intentos, como los dirigibles y los globos aerostáticos, que utilizaron el aire y al calor como medios para elevarse.

No hay coincidencias respecto de quién fue el inventor del primer aeroplano aunque ocurrió a finales del siglo XIX. Se puede pensar, que en la misma época, se estaban realizando experimentos paralelos basados en conocimientos previos acumulados en aerodinámica y física.

Hoy la aviación es el sistema de transporte más rápido del mundo y constituye una de las industrias más prosperas dentro de la economía mundial. A un primer fin militar le siguió la aviación comercial que se dedica al tráfico aéreo de personas y mercaderías.