Fraude contra inmigrantes

Presuntos representantes de una “tribu nativoamericana”, que ni siquiera está reconocida por el Gobierno federal, han visitado iglesias cristianas en varios estados del país ofreciendo “ciudadanía” a cambio de donativos que van desde los 400 a los 2,000 dólares.

Testigos de estas visitas de un supuesto “cónsul” de la tribu a iglesias de Los Ángeles y el sur de Texas relataron que se les dice que el certificado que reciben les servirá para moverse a través de la frontera o para obtener números de Seguro Social, cosa que despierta las ilusiones de personas indocumentadas.

“Llegó un señor la iglesia y dijo que comprando la ciudadanía indígena, iban a dar los papeles. Eso ocurrió hace como un mes”, explicó una testigo. “Esa persona decía ser un cónsul de la tribu, hasta nos enseñó un papel con un sello”, agregó la mujer, quien sospechó inmediatamente de las bondades del ofrecimiento y se lo comentó a su pastor.

“Hemos recibido llamadas de varios puntos del país reportando las actividades de esta gente”, dijo Corinna Spencer-Scheurich, abogada del Proyecto de Derechos Civiles del sur de Texas.

Algunas personas han recibido un “certificado de ciudadanía” y una tarjeta de identidad. Dicho certificado va firmado por el supuesto jefe de la tribu “gran jefe Thunderbird IV Webber” (o “Pájaro Rojo” como lo conocen algunos), que en realidad se llama Malcolm L. Webber, según indicó la abogada.

En documentos públicos, el hombre aparece como presidente de una organización religiosa denominada Congregational Bible Churches, que según las clasificaciones del Departamento del Trabajo se dedica al culto, entrenamiento, estudio o promoción de actividades religiosas.

Mariana Talleda, portavoz de la Administración Federal del Seguro Social en Los Ángeles, confirmó que a varias oficinas de esa dependencia han llegado personas, en su mayoría mexicanas y salvadoreñas, con certificados de la “tribu” creyendo que con eso podrían recibir un seguro social. “Se determinó que esos documentos son falsos, no sirven y, por supuesto, se rechazaron las solicitudes”, dijo Talleda.

Presentar documentos falsos puede ser problemático para los solicitantes, ya que la información queda en las computadoras del Seguro Social. No obstante, la agencia no está realizando ninguna investigación más allá ni tomando medidas contra los solicitantes, agregó la portavoz.

Si usted tiene información sobre las actividades de este grupo, llame por favor al 213-896-2333.