De las minas de Ouro Preto, brotó una gran cantidad

de riqueza evidente por sus iglesias y construcciones.

Como ciudad también es un importante centro cultural; cuna de músicos y escultores.

El Capoeira, una lucha musical de raices africanas se practica en la plaza del centro con combates amistosos de participantes de todas las edades.

En la foto de abajo en el centro, algunos habitantes caminan enfrente de una cruz de piedra, en el antiguo punto de comercio de esclavos. Un recordatorio que la abundancia económica que brotó de las minas tuvo su precio.

Fotografías de Yizzar Prieto Ramos