yearsininternet publicite
item2
Inicio

elpuenteeditesp

  • Edición impresa de Agosto 17, 2010

 

Recogiendo hoy tomates y cocombros de mi huerto, daba gracias a Dios por la abundancia de esta tierra. Se produce tal variedad de productos coloridos aquí.

También recordé la tragedia de la gente de Pakistán. Este año, el monzón inundó varias provincias afectando a más de 20 millones de personas y la posibilidad del cólera se extiende en una región que carece de agua potable y alimentos para sostener a una población debilitada.

Las inundaciones, sequías y fuego también han afectado muchos estados en los Estados Unidos y claro está, el desastre del derrame de petróleo del Golfo de México.

Al leer los periódicos o ver las noticias, siempre hay una lista de calamidades en todo lugar.

Parece que ignoramos que como especie humana hemos habitado la misma pecera desde el comienzo. Recuerden; nadie ha cambiado el agua de la pecera llamada tierra, ni le ha dado o quitado la cadena alimenticia que debe sostenernos a todos, porque estamos en el mismo planeta-pecera.

Si tomamos en consideración esta imagen mental más amplia, podríamos darnos cuenta que como especie, los seres humanos han migrado por varias razones a través de la historia y esto nos ha hecho confrontar nuestra humanidad y los falsos conceptos de escasez y abundancia, poder, recolección y almacenamiento de posesiones y muchas otras ideas que se desprenden del temor.

Es el temor el que nos lleva a creer que no habrá suficiente para todos y que si no guardamos y escondemos lo que tenemos, estamos perdidos.

Es por ambición desmedida que les hemos permitido a las grandes corporaciones dictar lo que se hace respecto a la tierra, semillas y producción y almacenamiento de alimentos. Les hemos permitido a otros tomar el control de campos extensos de tierra y esclavizar a la gente que tiene necesidad de bienes básicos, haciéndoles trabajar por centavos y tomando su dignidad y el derecho a vivir en sus tierras sin penurias adicionales.

Hay suficiente para todos, podríamos tener la confianza de que el planeta, aunque continuamos abusando de él, ha continuado proveyendo para todos.

La tierra misma ha limpiado las aguas ensuciadas por humanos y animales y hemos tenido agua limpia y tierra para cultivar los alimentos, porque la tierra misma se ha hecho cargo de esto. Sin embargo, si continuamos alterando la composición de la pecera hasta el punto de no retorno, entonces todos pereceremos por haber roto las leyes que hasta ahora equilibran el planeta.

Si continuamos agrediendo la naturaleza con productos químicos y continuamos alterando la estructura de las semillas, estaremos cambiando la naturaleza del planeta a un punto en que puede no resistirnos más.

No es caridad lo que aquellos que enfrentan el desastre ahora necesitan. Tal vez ahora necesitan ayuda, pero un cambio debe tener lugar en nuestros corazones y nuestras mentes que haga más fácil la vida para que otros pueblos del mundo puedan vivir fácilmente en su propia cultura y tierra.

La gente en necesidad merece más que las sobras de la sobreabundancia de la sociedad, ellos se merecen el derecho a estar libres de los supra intereses que afectan su propia tierra.

 

 


 

familiesfirstanimatedgif


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

 

guiacomm

danzapeligrosacol1a

adversite3a

letrasgraficoboton1

banner5a

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
botoneditesp
ervsweb1
smallseleccionado
smallad2
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces