Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Agosto 16, 2011

El radón, un enemigo potencialmente letal

colum081611f2Cuando van a comprar una casa, numerosos propietarios potenciales esperan encontrar una propiedad relativamente nueva. Muchos compradores desean comprar una casa que no necesite mantenimientos ni actualizaciones inmediatas. Otra razón por la cual los compradores prefieren a menudo casas nuevas es el sentido de seguridad que ofrecen las mismas. Las casas más nuevas fueron construidas cumpliendo las nuevas leyes creadas para proteger a los dueños contra peligros que en otro tiempo pasaban inadvertidos.

Un enemigo potencialmente letal que puede afectar las casas nuevas y viejas es el radón. Este gas radioactivo cancerígeno no discrimina a la hora de penetrar en una vivienda. Las casas nuevas con buen aislamiento son tan susceptibles al radón como las más viejas con corrientes de aire. Los compradores potenciales e incluso los dueños actuales deben conocer el radón para que sean menos propensos a ser víctimas de sus efectos colaterales potencialmente mortales.

El radón es un gas invisible, insípido e inodoro que surge de forma natural de la liberación de uranio en la tierra, las rocas y el agua. Casi todos los terrenos tienen uranio, y el radón puede ascender de la tierra al aire. Una vez en el aire, el radón puede penetrar en una vivienda de múltiples maneras, como por las grietas en suelos sólidos, por intersticios alrededor de las tuberías de servicio, por intersticios en los pisos flotantes, por las juntas de construcción, etc.

Aunque el contacto es con frecuencia mayor en una vivienda, el radón puede penetrar en otras edificaciones. El radón se ha detectado en todas partes de los Estados Unidos, y se ha descubierto en casas, escuelas e incluso en edificios de oficinas. El contacto con el radón es mayor en las viviendas porque allí es donde muchas personas permanecen durante largos períodos de tiempo

El radón es un gas radioactivo que produce cáncer. La Sociedad Canadiense del Cáncer destaca que el contacto con el gas radón está entre las causas principales de cáncer de pulmón en el país. De forma similar, el Instituto Nacional del Cáncer reporta que el contacto con el radón es la segunda causa principal de cáncer de pulmón en los Estados Unidos.

Cuando el radón comienza a debilitarse, desprende pequeñas partículas radioactivas que penetran por la nariz. Al ser inhaladas, estas partículas comienzan a dañar las células del recubrimiento de los pulmones. Cuando el contacto con el radón es prolongado, los hombres, mujeres y niños corren mayores riesgos de cáncer de pulmón.

Por suerte, los dueños de casas pueden solicitar pruebas de detección de radón, que son económicas y en raras ocasiones demoran más de pocos minutos. La Agencia de Protección Medioambiental y el Secretario de Salud de los Estados Unidos recomiendan que todo los dueños de vivienda soliciten estas pruebas de detección de radón, particularmente en todas las plantas inferiores a un tercer piso. Aunque se puede contratar el trabajo de un profesional, hay pruebas que el dueño de casa puede hacer de forma individual.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces