Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Agosto 16, 2011

Venezuela • Crónicas de los derrames de petróleo en el Lago de Maracaibo, tragedia sin dolientes

Recientemente, parlamentarios regionales denunciaron el vertido de 1,850 barriles de crudo, el equivalente a casi 300 mil litros por hundimiento de una gabarra en el muelle de Tía Juana, municipio Simón Bolívar del estado Zulia. Posteriormente, la Dirección Ejecutiva de PDVSA Occidente activó un Plan de Emergencia Local ante la presencia de manchas de hidrocarburo provenientes de una filtración de crudo en la línea de producción de la unidad Tía Juana en el Lago de Maracaibo.

Las repetidas fugas en las tuberías de producción sublacustres por corrosión que yacen en las profundidades del lago de Maracaibo, son constantes y es difícil determinar con exactitud la magnitud de estos vertidos. El lago de Maracaibo sigue pagando con creces su bondad de tener petróleo en la profundidad de su subsuelo. En él, empresas multinacionales ensayaron por primera vez en el mundo técnicas de perforación aguas adentro.

Estas corporaciones cubrieron el lecho lacustre con más de 24,000 kilómetros de tuberías y la cuenca del lago con casi medio millón de kilómetros de las mismas. El lago tiene alrededor de 5,000 pozos entre activos e inactivos. Si le damos a cada pozo un promedio de 600 metros de tubería, y tenemos en cuenta que la vida útil de cada tubería bien mantenida es de 5 años, perfectamente podemos entender que las actuales filtraciones son el reflejo del deterioro de estas tuberías.

Según cifras del Ministerio del Ambiente, en el lago se producen mensualmente alrededor de 15 derrames en distintas escalas. Es decir, que en los últimos 10 años, el lago ha sufrido la intoxicación de cerca de 1,800 derrames aproximadamente.

Esto nos da una idea del daño patrimonial y ecológico que ha causado la explotación petrolera en el Lago de Maracaibo durante casi 100 años. Quizás los marabinos y zulianos en general, no sentimos el impacto ambiental que esto conlleva. Pero hay otra realidad. Las víctimas directas y quizás inéditas que sufren y hasta mueren como resultado de la contaminación: la fauna y la flora que padece sin límites.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces