Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Agosto 7, 2012

Si nadie lo puede llevar, José Zúñiga, de 83 años de edad y en silla de ruedas, tendría que tomar dos o tres autobuses y viajar 20 millas para llegar a la oficina gubernamental más cercana del sur de Texas, que podría emitir la nueva identificación con foto que él necesitaría para votar en las próximas elecciones. Zúniga es uno de los 500,000 votantes elegibles en 10 estados que podrían ser afectados negativamente por leyes más estrictas de identificación con foto.

Sólo en Texas, cerca del 13% de los ciudadanos del estado en edad de votar viven a más de 10 millas de la oficina de estado más cercana que pueda emitir una credencial de elector.

Texas es uno de los 10 estados que fue examinado en “The Challenge of Obtaining Voter Identification” (El Reto de Obtener una Credencial Electoral), un estudio recientemente publicado por el Centro Brennan para la Justicia.

En algunos casos, los datos de los estados corroboran los hallazgos del estudio. El estudio no hace conjeturas acerca de la voluntad política de los partidarios de las leyes más restrictivas de identificación, aunque los opositores partidarios de las leyes notan que, con pocas excepciones, las legislaturas que las han promulgado han sido controladas por los republicanos. Por el contrario, muestra gráficamente cómo la pobreza, falta de inversión persistente de los estados en el transporte público y las ineficiencias burocráticas entre los distintos organismos se combinan para plantear enormes desafíos para muchos estadounidenses en obtener la documentación necesaria para votar en los estados donde las leyes se han propuesto o se han permitido.

En Wisconsin, la oficina gubernamental que expide identificación de un pueblo sólo está abierta el quinto miércoles del mes. En otros estados, Alabama, Georgia, Mississippi y Texas, muchas de las oficinas que expiden identificaciones que abren de tiempo parcial están en las regiones rurales con las mayores concentraciones de gente de color y las personas en pobreza.

En Carolina del Sur, sólo seis de las 68 oficinas de identificación del estado están abiertas los sábados. No hay oficinas de emisión de identificaciones que abren los sábados en Alabama, Kansas, Mississippi, Texas o Wisconsin. Todas las oficinas de emisión de identificaciones en los estados restrictivos se cierran el domingo, señala el estudio.

El estudio también muestra lo potencialmente pernicioso que pueden ser las barreras estructurales, y no sólo para las poblaciones rurales. En Rock Hill, Carolina del Sur, según el estudio, “la mayor concentración de votantes afroamericanos elegibles en la ciudad viven en el centro de la ciudad. Sin embargo, la única oficina que expide identificaciones está localizada siete millas fuera del centro de la ciudad. La ciudad no tiene transporte público que siga un horario regular”.

El estudio cita 32 condados de Texas cerca de la frontera mexicana con sólo dos oficinas de expedición de identificación con foto, entre todos. Más de 80,000 votantes latinos elegibles residen en esos condados.

Del mismo modo, debido a la mayor concentración de la pobreza entre esas mismas bases de representación, los gastos de sus propios bolsillos para obtener una identificación con foto pueden ser problemáticos. Aun cuando los estados emiten una identificación con foto “gratis”, hay costos incurridos para obtener la documentación necesaria para recibirla.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces