Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Agosto 21, 2012

Regreso a la escuela: protegiendo el planeta y la salud de nuestros hijos

imagenlapizesEl ritual anual de compras de regreso a la escuela puede ser frenético y caro. En nuestro afán terminamos cargados de cosas que en menos de nada terminaran haciendo bulto en el vertedero municipal.

Esta breve lista puede ayudar a evitar gastos innecesarios y asegurar que el dinero se invierta en productos que cuidan la salud de tus hijos y el futuro del planeta.

Papel. Cien millones de toneladas de papel se utilizan en Estados Unidos cada año y este mismo papel constituye el 40% de nuestros vertederos municipales. Además, la industria papelera es la tercera en la nación más consumidora de energía y una de los principales contaminadores del agua en el mundo. Ayude a combatir este desperdicio buscando el papel con el más alto porcentaje de contenido reciclado post-consumidor y con la sigla “PCF” en la etiqueta, ya que esta indica que el papel reciclado fue procesado sin cloro.

Lápices y bolígrafos. Muchas plumas y lápices ahora vienen en variedades sostenibles, incluyendo lápices certificados como Forest Stewardship Council, que son hechos de madera procedente de bosques bien manejados.

Contenedores. Sea lo que sea que vayas a guardar, no lo guardes en un contenedor de vinilo PVC. El PVC es difícil de reciclar y la producción e incineración de sus desechos emiten dioxinas cancerígenas. Busca en su lugar productos hechos de materiales reciclados y materiales químicamente inertes, como el acero inoxidable.

Loncheras y contenedores de alimentos. Según el Departamento de Conservación de Nueva York, los padres que empacan el almuerzo de sus niños en recipientes o bolsas desechables generan 45 a 90 libras de basura cada año. Ayuda a eliminar este desperdicio con almuerzos empacados en bolsas reutilizables y recipientes de almacenamiento de alimentos reusables. Evita contenedores de almuerzos de vinilo suave y productos fabricados con PVC, ya que puede filtrarse el toxico Bisfenol A, que es malo para el sistema hormonal de los niños.

Mochilas. Lo más ecológico sería reusar la mochila del año pasado. Sin embargo, esto es algo difícil para la mayoría de chicos o chicas, que tiran sus mochilas con entusiasmo y descuido. Desafortunadamente, las mochilas de libros son comúnmente fabricadas con PVC o vinilo. El PVC puede contener plomo o BPA. Busca mochilas hechas de cáñamo, algodón orgánico o de materiales reciclados.

Arte y manualidades. Los materiales de arte convencional pueden contener ingredientes dañinos, como el xileno de los marcadores, el cual frecuentemente causa dolores de cabeza. Equipa a tu artista con materiales más sanos, como el pegamento Elmer’s lavable y los marcadores AusPen. Usa crayones de cera de soya como Prang Soybean Crayons. Los crayones regulares están hechos de cera parafina de petróleo, que suelen ser tóxicos.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces