yearsininternet publicite
item2
Inicio

elpuenteeditesp

  • Edición impresa de Agosto 21, 2012

Los pronósticos fatalistas que a diario nos bombardean, no cambian el hecho de que la vida misma busca formas de florecer y continuar.

Bebés nuevos, cachorros nuevos, plantas nuevas, todos ellos traen el mensaje del universo y tienen una canción inconfundible relacionada a grandes sueños y magnífica música.

Mientras los candidatos corren campañas y los banqueros hacen planes, hay mujeres amamantando y padres haciéndose cargo de las tareas cotidianas de ganarse la vida y de hacerlo lo mejor posible para si mismos y los que les rodean.

Esa tal vez es una de las razones por las que las guerras no las inician las parejas jóvenes, ellos están más relacionados con el arte de vivir que en vincularse a planes mortíferos.

Es el conocimiento de la vida misma lo que trae paz en momentos de tensión, sabiduría en momentos de confusión, valor en momentos de temor, y por encima de todo amor en todo momento de la vida.

Los planes letales provienen de la noción de escasez y el temor, los cuales tornan a la gente vulnerable. Las personas empiezan a sentir que otros están en control de sus vidas y como hamsters corriendo siempre en círculos, la economía de la oferta y la demanda mantienen a poblaciones enteras pensando solo en la forma ‘segura’ de sobrevivir, acumular y guardar, olvídando así que no se llevarán nada en el momento de partir.

Muchos pasan la vida no disfrutándola, sino sobreviviendo. Están tan ocupados escalando social y financieramente que no tienen tiempo para la familia, los amigos o la recreación.

A la vez, hay individuos en muchas partes del planeta que tienen la mira en metas superiores.

Generalmente ellos quieren saber de donde viene su comida e incluso cultivar algo de ella. Aprecian la vida en formas que respetan a los animales, la vegetación y el agua, aún sabiendo que hay algo de incomodidad al tener este enfoque ‘natural’ hacia las tareas diarias.

Incluso en las ciudades grandes, además de tener sus propios huertos, ellos quieren tener algunas pocas gallinas y hacer arreglos con gente local que cría ganado sin hormonas ni antibióticos y si muchos pastizales. Al hacer esto ellos están considerando la mayoría de las causas de la enfermedad y la obesidad. Ellos caminan más y disfrutan de montar en bicicleta y van a las casas de sus vecinos para intercambiar bienes y conversar.

Solía suceder que las Iglesias proveían algunos espacios para estas actividades pero más y más gente se está alejando de ellas, considerando que se han vuelto codiciosas y demasiado formales.

No es que la gente esté perdiendo su espiritualidad o su fe, ellos solo quieren reunirse con otros como estén sin tener la sensación de que están vinculándose a un club exclusivo.

En todo lugar la gente joven está buscando nuevas metas y formas de llegar a ellas sin dañar a otros o al planeta.

La vieja forma de hacer las cosas está cambiando y tal vez al dirigir se cometerán errores, tal como generaciones pasadas también los cometieron. Pero es su turno ahora. Reunámonos alrededor de aquellos que esperan sus bebés, cantan coros nuevos y aman el planeta.

 


 

bottonbannerabajo


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

 

 

 

guiacomm

danzapeligrosacol1a

mouse

sbt

letrasgraficoboton1

banner5a

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
botoneditesp
smallseleccionado2
smallad2a1a1
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces