Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Agosto 6, 2013

El Papa clausuró la Jornada Mundial de la Juventud

Río de Janeiro.- Luego de seis días en los que peregrinos católicos de todo el mundo coparon Brasil, el papa Francisco ofició el pasado 28 de julio la misa de clausura de la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud en una playa de Copacabana. En su homilía llamó a los tres millones de jóvenes que asistieron al evento a “hacer lío en las diócesis”.

Intercalando párrafos en castellano y en portugués, el primer papa latinoamericano de la historia pidió: “No tengan miedo de ir y llevar a Cristo a cualquier ambiente, hasta las periferias existenciales, también a quien parece más lejano, más indiferente”.

Fueron testigos de la misa, en las primeras filas, la presidenta del país que albergó la cumbre católica, Dilma Rousseff, junto con su par argentina y compatriota del Papa, Cristina Fernández. También asistieron Evo Morales, de Bolivia y Desire Bouterse, de Surinam; además de delegaciones diplomáticas de varios países.

Al finalizar el oficio religioso, todos ellos fueron saludados brevemente por el flamante Pontífice.

Durante el ofertorio, el Papa acogió a una niña muy pequeña que nació sin cerebro y que aún vive, cuando normalmente estos niños fallecen casi inmediatamente. La pequeña había sido presentada a Francisco cuando ofició misa en la catedral de Río de Janeiro.

Al término de la misa, el jefe de la Iglesia Católica entregó a cinco parejas de jóvenes, representantes de los cinco continentes, una pequeña reproducción del Cristo Redentor, símbolo de Río de Janeiro, y un libro de plegarias.

El Pontífice llegó a Copacabana en el Papamóvil, con el que recorrió todo el paseo marítimo, de cuatro kilómetros de largo.

Al igual que los pasados días, decenas de miles de jóvenes lo acompañaron durante el recorrido. Francisco se detuvo en numerosas ocasiones, para saludar a los presentes, besar niños e incluso tomó mate que le ofrecieron unos jóvenes argentinos.

La misa se vivió bajo un sol radiante, que contrastó con los cinco días de lluvias intensas que cayeron sobre Río durante la semana y que obligaron a trasladar a Copacabana la vigilia y la misa que estaba previsto que se realizaran en un campo de Guaratiba.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces