Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Agosto 20, 2013

Facebook ayuda a las personas a sentirse conectadas pero no necesariamente las hace más felices, concluyó un nuevo estudio de la Universidad de Michigan (UM), publicado en ‘Plos One’. Por el contrario, el uso de esta red social puede disminuir el bienestar del usuario.

   “En apariencia, proporciona un recurso inestimable para satisfacer la necesidad humana básica de conexión social -argumentó el psicólogo social de la UM Ethan Kross, autor principal del artículo y profesor asociado en el Instituto de Investigación Social (ISR, en sus siglas en inglés)-, pero en lugar de mejorar el bienestar, hemos encontrado que el uso de Facebook predice el resultado opuesto, lo socava”.

  Para realizar el estudio reclutaron a 82 adultos jóvenes, todos ellos propietarios de teléfonos inteligentes y con cuentas de Facebook.

   Los científicos usaron el sistema de muestreo, una de las técnicas más fiables para medir cómo las personas piensan, sienten y se comportan en cada momento en su vida. Así pudieron evaluar el bienestar subjetivo enviando mensajes de texto aleatorios cinco veces al día durante dos semanas.

   Cada mensaje de texto contenía un enlace a una encuesta digital con cinco preguntas: ¿cómo te sientes en este momento?, ¿estás preocupado en este momento?, ¿te sientes solo ahora?, ¿cuánto has usado Facebook desde la última vez que te lo preguntamos? y ¿cuánto te has relacionado con otras personas “directamente” desde la última vez que te lo preguntamos?

   El estudio detectó que cuanto más se usa Facebook durante un período de tiempo, peor se siente uno después. Los autores también pidieron a los participantes que calificaran su nivel de satisfacción con la vida al inicio y al final de la investigación, gracias a lo cual hallaron que cuanto más utilizaron Facebook durante las dos semanas de análisis, más se redujeron sus niveles de satisfacción.

   Es importante destacar que los investigadores no encontraron evidencia de que la interacción directa con otras personas a través del teléfono o cara a cara influenciara negativamente en el bienestar. En cambio, descubrieron que las interacciones directas con otros seres humanos llevaron a la gente a sentirse mejor.

   Tampoco encontraron evidencia de posibles explicaciones para el hallazgo de que el uso de Facebook socava la felicidad. Los voluntarios no eran más propensos a usar Facebook cuando se sentían mal y, aunque utilizaban más esta herramienta cuando estaban solos, la soledad y el uso de Facebook predecían de forma independiente cómo de felices se sentían los participantes posteriormente.

   “Por lo tanto, Facebook no se usa como sustituto de sentirse mal o solo”, concluyó Kross. Los investigadores esperan realizar más investigaciones con participantes de distintos grupos de edades para examinar la posibilidad de generalizar estos resultados y los mecanismos psicológicos que subyacen en ellos.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces