Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Agosto 5, 2014

Argentina no logró acordar con los fondos buitres y queda al borde del default

Finalmente, la Argentina no logró llegar a un acuerdo de pago con los fondos buitre y el país podría quedar al borde del “default”. Fuentes de la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino (ADEBA) aseguraron que un grupo de entidades bancarias estaría dispuesto a negociar un pago de entre 250 y 300 millones de dólares para evitar que la Nación entre en cesación de pagos.

El pasado 30 de julio fue la fecha tope para acordar con los fondos buitre que ganaron el juicio en los Tribunales de Nueva York, pero el ministro de Economía, Axel Kicillof, que mantenía reuniones desde un día antes con el mediador judicial, Daniel Pollack, anunció desde el consulado argentino en la mencionada ciudad que los acreedores no aceptaron la oferta y que “Argentina no firmará cualquier cosa”.

“Ofrecimos que entren al canje de 2005 y 2010”, con lo que “en las condiciones de hoy obtendrían una ganancia del 300 por ciento”, pero “no fue aceptada esa oferta porque quieren más”, dijo el ministro.

   Con el abono de 642 millones de dólares al Club de París, el Gobierno argentino quiso presentar nuevamente la voluntad de pago que tiene Argentina sobre sus deudas, antes de que venciera el plazo para llegar a un acuerdo.

   La intención argentina era que la deuda total, que asciende a 9,390 millones de dólares (incluyendo punitorios e intereses) y que corresponde a obligaciones con 16 países en ocho monedas diferentes, fuera terminada de desembolsar en dos pagos: uno de 500 millones de dólares, en mayo de 2015, y otro pago a cargo del próximo Gobierno.

      Sin embargo, el Gobierno argentino se enfrentó a la dificultad de los otros tenedores de deuda, los buitres. Aunque Argentina logró reestructurar el 93 por ciento de la deuda impaga en 2001, el pasado miércoles venció el pago de 500 millones de dólares de los inversores que aceptaron el trato con el Gobierno. El 7 por ciento restante es el que quiere el 100% del pasivo original y una parte de ellos -- los ‘fondos buitre’ -- han conseguido ser escuchados por el juez Thomas Griesa.

   La presidenta del Gobierno, Cristina Fernández, dice que su país no caerá en suspensión de pagos porque ya ha pagado lo más de 500 millones de dólares a los inversores que negociaron con el Gobierno, pero el problema es que Griesa bloqueó el pago hasta que Argentina desembolse el dinero a los ‘fondos buitre’; una suma que depositada en The Bank of New York Mellon, JP Morgan y Citibank, pero no trasferida a los acreedores.

   Esta orden del juez es lo que dejó al país al borde de la suspensión de pagos. Una solución que comenzó a circular el mismo día del vencimiento del plazo entre los miembros del Gobierno y ADEBA es que sea un grupo de bancos privados argentinos los que acuerden con los buitres, ya que el Estado nacional por el fallo de Griesa no puede efectuar bonificaciones. De esa manera, los bancos Galicia, Macro y Supervielle podrían afrontar el pago para evitar el default que, en definitiva, perjudicaría también sus operaciones bancarias.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces