Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Agosto 19, 2014

La mayoría de los estadounidenses está en contra de acelerar la deportación de los niños “sin papeles”

La deportación de los niños procedentes de Centroamérica va en contra de la opinión general de los estadounidenses, que prefieren que los niños se queden en el país al menos por un tiempo, según indicó una encuesta.

La encuesta de Reuters/Ipsos, que se realizó entre el 31 de julio y el 5 de agosto, arrojó que el 51 por ciento de los estadounidenses cree que los niños que llegaron al país sin sus familias y fueron detenidos en la frontera con México deben permanecer en Estados Unidos durante un largo período

En ese 51 está incluido el 38 por ciento que piensa que los jóvenes indocumentados deben permanecer en el país hasta que se pueda garantizar su seguridad cuando vuelvan a casa. Un 13 por ciento cree que los niños deben quedarse en Estados Unidos para siempre, mientras que un 32 apoya la deportación inmediata.

“En general, la gente es humana y entiende que no importa cuál es nuestra situación presupuestaria, si podemos o no permitirnos esto, sino que son niños. No importa lo que el sistema de inmigración diga, son inocentes”, explicó Lance Lee, un hombre de 42 años procedente de Alabama.

Entre octubre de 2013 y el final de julio de 2014 cerca de 63,000 niños llegaron de forma ilegal al país, entrando por la frontera sudoeste. La mayoría proceden de Honduras, El Salvador y Guatemala

Preocupado al saber que los contrabandistas estaban animando la llegada de los menores mediante la difusión de rumores de que se permitía a los niños permanecer en Estados Unidos, el Gobierno de Obama endureció su política, advirtiendo que los jóvenes recién llegados serán enviados a casa rápidamente.

La encuesta también mostró que un 48 por ciento de los demócratas cree que los niños deben permanecer en el país hasta que se garantice su seguridad cuando vuelvan a su país de origen, lo mismo que creen un 30 por ciento de los republicanos y un 37 que se identificó como independientes.

La cuestión sobre dónde y cómo podrían quedarse los menores mientras esperan a ser deportados recibió críticas por parte de las comunidades donde se pensaba que podrían quedarse. Hay miedo de que los jóvenes puedan cometer crímenes o extender enfermedades por los barrios donde se les hospedara.

El sondeo demostró que la oposición a la construcción de refugios para los niños no es tan generalizada como se muestra en algunos medios.

Preguntados por si alojarían temporalmente a los menores indocumentados en sus comunidades, un 41 por ciento ha asegurado que sí, mientras que un 48 por ciento ha asegurado que no.

“Hay grupos realmente apasionados, pequeñas partes de la población que son muy fuertes, pero el público en general es mucho más ambivalente”, aseguró el encuestador de Ipsos, Chris Jackson.

El gobernador de Maryland, Martin O’Malley, criticó inicialmente los planes de la Administración Obama para deportar rápidamente a los niños, pero más tarde se puso en contra de una propuesta para albergarlos en su estado.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces