Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Agosto 18, 2015

Voluntarios regresados de los Cuerpos de Paz solicitan al Sec. Kerry que suspenda el apoyo militar a República Dominicana

Washington, DC- Más de 550 voluntarios regresados y tres directores de País que sirvieron en los Cuerpos de Paz en República Dominicana tomaron un paso sin precedentes , haciendo un llamado a que los Estados Unidos suspendan el apoyo a la milicia dominicana, en medio de un ruego internacional sobre las leyes de naturalización del Gobierno dominicano. Esas leyes le arrebataron su nacionalidad a cientos de miles de dominicanos de origen haitiano.

Las fuerzas de seguridad de Dominicana recibieron más de $ 17.5 millones en apoyo de EE.UU así como entrenamiento en los últimos dos años. La milicia dominicana debe implementar las leyes de ciudadanía, que violan los acuerdos internacionales sobre derechos humanos, a partir de este mes.

En una carta enviada al Secretario de Estado John Kerry, los voluntarios que pasaron dos o más años trabajando para la agencia de Estados Unidos con comunidades dominicanas para mejorar la salud, la educación y el medioambiente y que ahora están de regreso, urgieron al Departamento de Estado a aplicar las leyes de derechos humanos conocidas como los Leahy Amendments, que prohíben el apoyo de EE.UU a las fuerzas de seguridad extranjeras, si hay evidencia creíble de que han llevado a cabo violaciones en masa a los derechos humanos. La carta apunta que el Departamento de Estado aplicó la ley Leahy en el 2013 y suspendió el apoyo policíaco al país de Santa Lucía, en el Caribe.

Esta apelación llega conforme miles de miles de personas huyeron de Republica Dominicana en las últimas semanas bajo la terrible amenaza de las campañas de deportación masiva. Los ex voluntarios citan reportes del Departamento de Estado sobre las fuerzas de seguridad dominicanas, perpetrando muertes extrajudiciales y tortura, y resaltan la golpiza y muerte de un haitiano en el 2013, en manos de los agentes de seguridad dominicanos cuando llevaban a cabo una deportación masiva.

Un reporte del Departamento de Estado en el 2013 describió que “el problema de los derechos humanos más serio en la Republica Dominicana es la discriminación contra los migrantes haitianos y sus descendientes”, un fenómeno a menudo visto por los voluntarios de los Cuerpos de Paz durante sus servicios dentro del país.

Carly Pérez, quien fue voluntaria de 2010 a 2012, concluyó: “Ya no debemos ser cómplices de este tipo de actos en la República Dominicana, y mucho menos de la intensificación de los abusos a los derechos humanos. Es hora de que el Departamento de Estado tome acción sobre su propia información, que en los Estados Unidos se aplique la ley de EE.UU, y manden una fuerte señal a la República Dominicana al suspender la ayuda”.

Los voluntarios concluyeron su carta solicitando una reunión con la secretaria asistente de Asuntos de Hemisferio Sur, Roberta Jacobson, para discutir su propuesta más a fondo.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces