Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Agosto 18, 2015

Trabajadores de San Quintín buscan mejorar sus condiciones

quintin05
En el Valle de San Quintín en Baja California el día comienza antes de las 4 de la mañana.  Los trabajadores pueden tardar hasta dos horas para llegar a los campos donde “pizcan” la fruta y la verdura que se vende en los supermercados.  Trabajan extensas jornadas bajo el sol ardiente, muchos desde que son menores de edad.  Es trabajo pesado, casi todo el tiempo agachado, un trabajo que sólo se puede hacer a mano recogiendo fruta por fruta.  La hora de salida es después de las 6 de la tarde y llegan a casa cayendo la noche. Esté día se repite incansablemente y alimenta la creciente agroindustria en México.

Históricamente, los niños comienzan a trabajar en el campo desde muy chicos.  Los que no van al campo, con frecuencia se quedan solos en sus casas sin cuidado alguno.  Los padres están en el campo y no pueden atenderlos durante el día.  Muchos no van a la escuela y alimentan el ciclo interminable de personas sin educación que consume al campo.  No hay guarderías para los más chicos y crecen la mayoría en casas sin servicios básicos como agua corriente y luz.

quintin09
La vida de los trabajadores agrícolas de San Quintín está llena de abusos y falta de condiciones laborales.  La paga es muy baja, alrededor de $100 pesos al día que equivale apenas a $7 dólares el día.  En otros ranchos les pagan por “tarea”, teniendo que recoger 50 botes de tomates para juntar $100 pesos.  En ocasiones se les extiende la jornada de trabajo o se les exige que trabajen el fin de semana sin ninguna remuneración adicional.  No tienen seguro médico, se exponen a largas jornadas en contacto con químicos que se usan sin supervisión.  Los acosos sexuales hacia las mujeres del campo están bien documentados y son un problema de gran magnitud.

El día 17 de marzo los trabajadores de San Quintín iniciaron un paro laboral para exigir mejores condiciones de vida y de trabajo.  Quieren obtener un salario justo que les permita salir del eterno ciclo de endeudamiento en los almacenes de las empresas, un ciclo que se parece mucho al colonialismo de hace varios siglos pero aún vigente en pleno siglo 21.

quintin53
Es importante señalar que una gran parte de los trabajadores de San Quintín son migrantes dentro de su propio país.  Son trabajadores indígenas de las partes más pobres del sur de México.  En el estado de Baja California son discriminados y reprimidos por las autoridades, que protegen el sistema de los grandes patrones.

Después de que se declaró el paro laboral, comenzó la represión.  En lugar de presentarse a una mesa de diálogo con el gobierno, los trabajadores fueron reprimidos por fuerzas antimotines.  A los trabajadores que continúan trabajando se les carga la mano con el trabajo y los amenazan si participan con sus compañeros.

Los empresarios están trayendo más trabajadores de lugares pobres del estado de Guerrero para reemplazar a los trabajadores en huelga.  Se les trae con promesas de dinero, luego se encuentran en un ciclo de trabajo y endeudamiento con las peores condiciones.

Este sistema de esclavitud moderna es el que pone en la mesa de millones de familias en Estados Unidos las ricas fresas, frambuesas y blueberries que se compran en la sección de frutas del supermercado.  También exportan mucho del tomate y pepino para las ensaladas del almuerzo.  Los trabajadores de San Quintín, están pidiendo a las comunidades de Estados Unidos que ayuden a boicotear los productos que provienen del Valle de San Quintín y se venden en la mayoría de los establecimientos.  ¿Cómo más se podría apoyar a estos trabajadores que no obtienen respuesta de las empresas o del gobierno a sus peticiones?

quintin55
Los trabajadores ya han hecho su petición ante las Naciones Unidas en Nueva York para que presionen al comisionado en México para que se atienda el caso con eficacia.  Están participando en una gira en Estados Unidos  en la que están exponiendo sus reclamos.  Esta situación también tiene que ayudarnos a reflexionar sobre cual es el precio de las comodidades con las que se vive en el “primer mundo”.  ¿En cuantos lugares más del mundo se repetirá este modelo con diferentes productos que se importan y que provienen de condiciones de maltrato a los trabajadores?

Agradecemos a Gloria Grácida Martínez, representante de la Alianza de Organizaciones de San Quintín por proveernos la información y las fotos para poder hacer posible éste artículo.  Ellos están invitando a las asociaciones fraternas en Estados Unidos a que ayuden a exponer y difundir su lucha como acto solidario por nuestros hermanos de Baja California.  Esperamos que puedan continuar exponiendo su caso en Estados Unidos para que las personas conozcan la lucha de estos trabajadores y logren  obtener sus peticiones.  Ellos también están abiertos a compartir su historia y recibir observadores en sus comunidades para que puedan conocer de cerca a las familias que se ganan la vida recogiendo la fruta en el Valle de San Quintín.

Para más información puede contactar a: Gloria Gracida Martinez en su correo: 

quintin65

 

 

 

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces