Por: Rosy Meza de Nuttle • Abogada

Manejar Bajo Estado de Intoxicación

El delito de Manejar Bajo Estado de Intoxicación está clasificado en el estado de Indiana como un delito menor clase “A”. El posible rango de penalidades para un delito menor clase “A” es de cero días hasta un año en la cárcel y una multa de hasta $5,000 dólares. En el caso de un segundo cargo de Manejar Bajo Estado de Intoxicación ocurrido dentro de cinco años posteriores a la primera condena, dicho delito es clasificado como una felonía (delito mayor) clase “D” . El rango de penalidades para un delito mayor clase “D” es un mínimo de seis meses en la cárcel y un máximo periodo de tres años de prisión . Adicionalmente, en los casos de felonías tipo “D” la Corte está autorizada a imponer una multa de hasta $10,000 dólares. La Corte está autorizada también a suspender los privilegios de manejar y de registro de vehículos por tiempos específicos.

A grandes rasgos, aquel que maneja un vehículo motorizado en una carretera o calle publica con un nivel de contenido de alcohol en la sangre de .08 o más, es culpable del delito de Manejar Bajo Estado de Intoxicación.

También es muy importante tener presente que una condena por delitos menores o felonías puede afectar su estado inmigratorio para todo aquel que no es un ciudadano americano. Específicamente, el delito de Manejar Bajo Estado de Intoxicación, como felonía tipo “D” puede resultar en graves consecuencias para el inmigrante. El Servicio de Inmigración ha clasificado a este delito como una felonía agravada, que resulta en el inicio de un proceso de traslado (anteriormente conocido como deportación). Esta clasificación parece estar en un proceso de revisión, ya que hay diversas opiniones a nivel federal entre las diferentes cortes de los Circuitos. De todas maneras, vale proceder cautelosamente, dado que el riesgo a nivel inmigratorio sigue vigente.

Se recomienda a la comunidad que tengan cuidado si han estado bebiendo y de adoptar la costumbre americana del “conductor designado”. Esta costumbre consiste en designar a un conductor de antemano que no va a beber o va a beber, pero mimimamente, y esta persona es la responsable de conducir de regreso a todo el grupo a sus hogares. Esta simple medida preventiva puede ahorrarle muchos problemas legales futuros.

La información contenida en en esta columna es a nivel general informativo exclusivamante. Para su caso en particular, favor de consultar a su abogado.