Por: José Emilio Cruz Luna

Hidalgo: ¡Mosaico Artesanal!

Hidalgo ha sido cuna de grandes artesanos desde la época prehispánica, los antiguos toltecas, establecidos en la mítica Tula ya eran famosos por la calidad de su arte. No debemos olvidar que tolteca, en lengua náhuatl, es sinónimo de artista. Los Huastecos, que se localizan en el norte del estado, y otros grupos indígenas antes de la llegada de los españoles desarrollaban numerosas artesanías con la planta del maguey. De sus fibras se elaboran diversos objetos como cuerdas, ayates, zacates, carpetas y bolsas de mano que, hasta el día de hoy, se exportan a diversos países.

En la época virreinal solía sustituirse el lino con ixtle para tejer los puños de las mangas; parte de la vestimenta de los obispos. Otra fibra vegetal es la palma, esta se utiliza para hacer sombreros típicos de la región llamados de Garambullero, pues son usados por quienes cosechan los frutos del garambullo, con carrizo se hacen flautas, juguetes y jaulas que pueden tener uso común o servir de adorno.

En el poblado de el Nith se desarrolló, desde la época colonial, un bello trabajo en madera con incrustación de concha de abulón, las artesanías que suelen hacer con esta técnica son: guitarritas, marcos para espejos, fotografías y cajitas para guardar un sin número de objetos pequeños.

En el valle del Mezquital se desarrolla otra artesanía que es la de los textiles y bordados, las mujeres utilizan con destreza el telar de cintura para elaborar bellas piezas de fajas y morrales con creativos diseños. Se pueden encontrar también blusas bordadas con diversas técnicas como el rellenado, el pepenado y el punto de cruz, especialmente en Tenango de Doria, localizado en el oriente del estado, en Acaxochitlan y en otras poblaciones en la Huasteca Hidalguense.

Estas lindas Hispanas luciendo trajes típicos de su región embellecen las artesanías que usted podrá admirar cuando visite Hidalgo.