BALDOMERO "MELO" ALMADA: "PRIMER BEISBOLISTA MEXICANO EN LAS GRANDES LIGAS"

Edwin “Kako” Vázquez • Escritor e historiador deportivo

En la historia del béisbol y en su compendió deportivo en general, México ha sido un gran bastión cuyos atributos se han esparcido por toda latinoamerica.

Cuando nos referimos al deporte del bate y la bola, México la saca del cuadrangular dejándose sentir de manera radiante en todo el sentido de la palabra.

Muchos son los artífices del país de Villa y Zapata que pusieron sus pies en el cajón de bateo de las Grandes Ligas.

Grandes aventuras y leyendas han sido escritas por estos grandes gladiadores cuyo estandarte ha servido de base para demostrar la gran valía del pelotero mexicano en el ambiente socio deportivo.

Voy a hacer mención del gran pionero mexicano en el béisbol de las Grandes Ligas, me refiero a Baldomero "Melo" Almada Quiroz. Almada debuta en el gran show el 8 de septiembre de 1933, con el Boston de la Liga Americana como guardabosque. Este gran pelotero nace en Huatabampo, México. Con sólo 20 años en su primera temporada Almada participa en 14 juegos, 13 de ellos en los jardines, pega 11 inatrapables, 15 dobles, 1 cuadrangular, 3 impulsdas, 11 bases por bolas, 3 bases robadas, un promedio de 341 y "sluggin" de 409. Su equipo el Boston termina en séptimo lugar de la Liga Americana con 63­86 a 34.5 juegos del puntero, el Washington.

Como gran dato deportivo Almada abrió en el "Line Up" inaugural del Boston en el año 1935 y 1937.

En 1934, con 21 años batea para 233, participó en 23 partidos como guardabosque, 90 turnos al bate, 7 carreras anotadas, 21 "hits", 2 dobles, 1 triple, 10 carreras empujadas, 5 bases por bolas, 8 ponches, 3 bases robadas y "sluggin" de 278.

Su carta de trabajo en las Grandes Ligas nos refleja que consumió 2,483 turnos al bate, 646 partidos, 363 carreras anotadas, 706 "hits", 107 dobles, 17 triples, 15 cuadrangulares, 56 bases robadas, 214 bases por bolas, 150 ponches, 284 de promedio, "sluggin" de 367, promedio de 342 con gente en base y 5 bolazos.

"DEDICO ESTA CRONICA A EDUARDO B. ALMADA HIJO DE ESTE GRAN PELOTERO