Cambiando estereotipos

Por: Francesca Solari / Fort Wayne

“Hoy en día, cuando las fronteras se hacen cada vez más accesibles, saber sobre diversidad es una ventaja. El escuchar diferentes experiencias e ideas nos hace estar mas al tanto de lo que está pasando en el mundo y nos sirve de preparación para enfrentar diferentes situaciones. “La gente que sabe relacionarse con personas de diferentes razas y culturas, especialmente en situaciones laborales, es la gente que tiene mas probabilidades de lograr una carrera próspera”. Esto es lo que me han repetido miles de veces en mis clases universitarias. En parte yo estoy de acuerdo con esta declaración. Para triunfar en el mundo laboral de hoy en día, es indispensable ser capaz de relacionarse con todo tipo de personas. Pero por otro lado, en mi opinión, ésta declaración esta incompleta, para mí, “diversidad” es un término que abarca más que solo la raza u origen de una persona.

Como una estudiante extranjera, latinoamericana y recién ingresada a una Universidad en EEUU, yo estaba segura de que iba a triunfar, inmediatamente en una cultura que no era la mía. Yo pensaba que porque, triunfantemente, me estaba acostumbrando a vivir en un nuevo país, y estaba conociendo gente y haciendo amigos rápidamente, tenía una ventaja sobre otras personas. Me consideraba más madura y más inteligente que el resto de las personas, especialmente mas lista que los “gringos,” los cuales según yo, eran ignorantes sobre temas de diversidad y cultura por lo tanto eran ellos los que debían tratar de aprender sobre mí.

Yo pensaba que tenía una mente abierta y que sabía todo lo que necesitaba saber sobre diversidad, diferentes razas y culturas. Después de todo nací crecí y viví por 18 años en un país considerado por algunos, tercer mundista, y ahora me estaba acostumbrando sin problemas a vivir en una “ potencia mundial.” No cabía duda en mi mente de que las cosas iban a ser mil veces más fáciles de lo que eran en mi país y que había llegado a este a conquistar.

Pero estaba equivocada ­en la gran mayoría. Lo más importante que he aprendido en mis años en una universidad Americana, sobre diversidad y cultura, ha sido que estos temas no tiene solo que ver con ser de un país diferente o de un color o raza distintos. El hecho de ser Latina y extranjera, no me hace conocedora de la enorme pluralidad que existe en nuestro mundo. Ahora escucho y me relaciono con diferentes personas que aprendo de mis experiencias pasadas, eso sí me hace mas entendida sobre la complejidad de las personas.

También he aprendido que es mi deber dar a conocer mi cultura, en vez de esperar a que otros se interesen en ella. Para triunfar en esa vida hay que ser activo, uno no puede esperar a que las cosas pasen por sí solas.

La palabra “diversidad” se refiere a un grupo de personas con diferentes pasados, ideas, maneras de pensar, gustos, aversiones, etc. Una vez que comencé a escuchar mas atentamente a otros y empecé a vincularme a una variedad de actividades, me dí cuenta de que en realidad yo no sabía mucho sobre diversidad, que mis puntos de vista no eran los únicos que tenían validez y que al escuchar y poner atención a lo que otros tienen que decir, uno puede aprender un sinfín de cosas. Mas aún, cuando me vinculé a la comunidad Hispana de mi universidad (actualmente soy vicepresidenta de un grupo estudiantil llamado Hispanos Unidos), me di cuenta de que entre los propios Latinos hay muchas diferencias y que el hecho de yo ser latina, no significaba que conocía la diversidad que hay entre los propios latinos.

Quiero compartir mi experiencia y lo que he aprendido, con todos aquellos que leen éste periódico, especialmente aquellos a los que les gustaría ver más oportunidades para hispanos en este país. Si los latinos que vivimos en esta área, hacemos el esfuerzo de conocernos los unos a los otros, entender nuestras diferencias, no solo de cultura, pero de experiencias vividas y opiniones podremos conocer nuestras cualidades, fortalezas y por supuesto, también debilidades. Podremos conocer las armas que tenemos para lograr nuestros objetivos.

También seamos más activos en dar a conocer nuestra cultura al resto de la gente. Mostrémosles al resto de las personas que somos mucho más que el estereotipo que tienen sobre todos los hispanos. Si realmente queremos ser fuertes, y luchar con todas las herramientas que están disponibles debemos tener la mente abierta, poner atención y aprender de experiencias, errores y victorias que ocurren mas a allá de la comunidad latina. No debemos encerrarnos en nosotros mismos, progresemos con el mundo y de seguro que todo se nos hará más fácil.

 

Hispanos Unidos de Fort Wayne, una organización estudiantil de Indiana University-Purdue University Fort Wayne , está participando activamente para unir a la comunidad hispana en Fort Wayne. En la foto de izq. A der., Palermo Galindo, consejero y coordinador de la Oficina Multicultural de la Universidad, Joel Hernandez, Meryl Baraquin , Francesca Solari y Josué Llorón en una reunión sotenida con representantes d el periódico El Puente, en Las Cebollas , restaurante de Fort Wayne.