CRUZANDO EL PUENTE

Por: Alejandro Espejel

Hola, qué tal a todos, estamos muy contentos porque la gente hispana empieza a ser tomada en cuenta por el periodismo local. Es el caso de el periódico gabacho más importante de Elkharth IN ‘THE TRUTH’, en cuya primera plana de el 7 de agosto aparece no uno, sino dos hispanos: don Jesús Rojas, propietario de “Ricky’s taquería” donde se le menciona como el mejor lugar de esta área para comer burritos, calificación dada por Marshal V. King, periodista gringo que anduvo por todos lados probando burritos hasta que encontró el mejor. Felicidades a don Chuy por tal distinción.

Más abajito, en la sección JUST KIDS encontramos a Ana Hernández nacida en Goshen In. Ella es una chavita buena onda que hace gimnasia y baila hip-pop, admira mucho a su mamá, quien dice es su mejor amiga, así que felicidades también a Anita.

En verdad nos da mucho gusto que por su esfuerzo y trabajo sea reconocida nuestra gente, ya que nosotros los hispanos siempre hemos aparecido en el periódico pero en la nota de policia, pero casos como el de Anita y don Chuy son los que debemos ver más seguido y seguirles demostrando a los hijos de el tío Sam que no más queremos trabajar y vivir en paz.

Hace tiempo existió en Goshen una asociacion de Hidalguenses en el extranjero, gente principalmente de Apan, Hidalgo, presidida por la señora Elvia Domínguez, quienes haciendo eventos lograron construir un asilo de ancianos allá en su terruño y con la ayuda de todos los apanenses que andan por aquí y de las autoridades de allá lograron llegar a la meta.

Es una lástima que esta asociación haya desaparecido, lo cierto es que la vida da un giro total cuando llegamos a gringolandia; de inicio es frustrante la barrera del idioma pues es como si fueras sordo, mudo y ciego a la vez (aunque ahora ya casi en cualquier tienda o dependencia se puede encontrar alguien que hable español). Todo es totalmente diferente, por ejemplo: por allá las señales de tránsito como “ALTO”, “DESPACIO”, etc. nos los pasamos por el arco de el triunfo y cuando llegamos aquí muy respetuosos y hasta el cinturón de seguridad nos ponemos, porque si no nos multan ya que aquí no podemos dar la tan conocida “MORDIDA” y con el miedito de no tener ‘papeles’, pos nos portamos re bien.

Aquí los que eran muy ‘machos’ hasta acompañan a su esposa a comprar la despensa semanal y ahí andan empujando carrito en el super mercado cuando en el pueblo jamás la acompañaron al mercado, pues sería tildado de “mandilón”. Tal vez parezca hasta divertido pero lo cierto es que es difícil adaptarse a esta nueva vida, empezando de cero, dejando todo y a todos los que tenías, teniendo que esquivar las balas de rancheros racistas e invirtiendo el poco patrimonio o empeñando las escrituras de la casa para pagar al “Pollero”, un camino lleno de tragedias y aventuras que al final, a muchos hace pensar que era mejor vivir en su país ‘Pobre pero Contento”, pero como dicen en mi pueblo “A todo se acostumbra uno menos a no comer” y si ya estamos aquí, pues a darle duro “Hasta que el cuerpo aguante”.

Eso es algo en la vida de un “migrante” (pa que no se oiga tan feo ‘mojado’) ojalá nos siga leyendo para contarle de esto y más la próxima quincena, si mi Dios lo permite, ya saben, escríbanme en alexpejel@hotmail.com y por favorcito sigan siendo felices que nada les cuesta.