BILLIE HOLIDAY

Su verdadero nombre era Eleonora Holiday; nació en Baltimore, Maryland en 1915 y más tarde se mudó a Nueva York; cuando la década de 1920 estaba por terminar. Era una cantante de jazz y blues cuyo origen era humilde, su vida fue un tanto complicada. A temprana edad sufrió abusos y se vio en la necesidad de trabajar como servidora sexual, agregando que en la época que vivió se enfrentó a sin número de maltratos debido a su origen racial. Como en muchos casos de genios creativos su expresión poco comprendida la encaminó hacia la drogadicción que al paso del tiempo dañaría un poco su voz aunque no su sentimiento e interpretación, que eran inigualables.

Su fama e importancia como cantante han sobrepasado los años y se le considera como una de las más destacadas interpretes del siglo pasado. Su reconocimiento inició en 1935 cuando quedó su voz en una grabación al lado de músicos extraordinarios. En las dos décadas siguientes sus presentaciones llegaron al público de toda su nación y las grabaciones que realizó formaban parte de importantes compañías de discos. Otro nombre para la misma artista genial que murió en 1959 era Lady Day.

 


FEMINISMO

Es una corriente de pensamiento que se enfoca en lograr que existan oportunidades similares entre los hombres y las mujeres; haciendo notar que en el mundo la mujer ha sido discriminada por generaciones. Se le reconoce como el movimiento por la liberación de la mujer y su nacimiento fue en Europa cuando el siglo XVIII estaba en su etapa final.

Esta corriente se opone a las creencias de que los hombres son en muchos campos superiores a las mujeres; estas ideas a lo largo de los tiempos se han tomado como válidas siendo muy injustas. Era el papel de la mujer permanecer en su casa como un símbolo que debía atenerse a los deseos del esposo o que tenía que seguir indicaciones de algún otro varón, como lo fueran el padre o en otros casos algún hermano; en cualquiera de las situaciones un hombre siempre se consideraba como más indicado o capacitado para decidir lo que la chica podía hacer.

Con el tiempo el feminismo ha logrado un avance en el pensamiento colectivo y hecho que se respeten los derechos de la mujer; las leyes han tenido reformas que reconocen que ambos sexos son igualmente valiosos y por lo tanto una trabajadora es digna de aspirar a un mismo puesto sin tener mermas en el salario.

Se ha logrado que la mujer pueda tener el derecho al voto al igual que a una educación completa, en la mayoría de los casos; esto se refiere a que todavía hay mucho por hacer ya que aún existen rincones en la tierra donde los gobiernos y las escuelas hacen diferencias de género. Hay un gran camino por recorrer y es por eso que el movimiento se encuentra activo buscando que en todos los aspectos sociales se de al sexo femenino el lugar humano que merece. Hoy en día hay puestos directivos, religiosos y otros cargos a los que la mujer no puede acceder o que se dice que puede hacerlo siendo la realidad muy distinta.