DiálogoEcológico: ¿Es cierto que las bombillas fluorescentes compactas económicas causan dolores de cabeza debido al parpadeo que hacen?

La conversión a las bombillas fluorescentes compactas económicas (CFL), ya en pleno auge en Estados Unidos, arrastra ahora muchas quejas debido a que estas ampolletas causarían dolores de cabeza.

Los expertos de la industria reconocen que la exposición cotidiana a tubos fluorescentes más viejos podría causar dolores de cabeza debido a su ritmo perceptible de parpadeo. El cerebro humano puede detectar los 60 ciclos por segundo que tales bombillas necesitan para refrescarse y seguir emitiendo luz.

Sin embargo, las CFL modernas se refrescan entre 10,000 y 40,000 ciclos por segundo, tasas demasiado altas para ser detectadas por el ojo o el cerebro humano. “No hay asociación entre los dolores de cabeza y el uso de lámparas fluorescentes compactas”, dice Phil Scarbro de Energy Federation Incorporated (EFI).

Pero Magda Havas, doctora de la Universidad de Trent, Canadá, advirtió que algunos CFL emiten radiación de radiofrecuencia que puede causar fatiga, vértigo, ruido en los oídos y jaquecas. Para verificar si las CFL de su hogar emiten tal radiación, dice Havas, debe poner una radio portátil cerca de una bombilla que esté prendida y prestar atención para ver si la creciente proximidad incrementa también la estática.

Los dolores de cabeza son causados a veces por la fatiga visual que se produce por una iluminación inadecuada. Al substituir una bombilla incandescente por una CFL, preste atención a los lúmenes, que indican la cantidad de luz que emite una bombilla (los vatios miden el uso de energía de una bombilla, no de la luz generada). Por ejemplo, una ampolleta incandescente de 40 vatios se puede substituir por una tipo CFL de 11-14 vatios porque el rendimiento en lumen es aproximadamente igual (490).

Otra consideración es la temperatura del color, medida en grados Kelvin. Las CFL clasificadas como 2.700 Kelvin, por ejemplo, emiten luz en un tono agradable y cercano al de la mayoría de las incandescentes.

El sitio Web de Environmental Defense proporciona una tabla práctica que compara los vatios y lúmenes de incandescentes y CFL, junto con una discusión adicional sobre la temperatura de color.