MCC busca 1.5 millones de dólares para apoyo de emergencia en alimentos

Por Tim Shenk

AKRON, PA- Mennonite Central Commitee (MCC) busca recaudar 1.5 millones de dólares en contribuciones financieras para proveer asistencia de emergencia en alimentos. De esta forma busca completar el trabajo realizado para paliar el hambre en Etiopía y otros países, producto de la sequía y los altos precios de alimentos.

MCC trabaja con una organización socia, la Meserete Kristos Church Relief and Development Association (MKC-RDA), para distribuir más de 3,000 toneladas de maíz, trigo y aceite comestible a aproximadamente 81,000 personas en los distritos de Boricha y Awassa Zuria, en la zona sureste de Etiopía. La Iglesia de Meserete Kristos forma parte del Menonnite World Conference (Conferencia Menonita Mundial).

Boricha y Awassa Zuria son distritos densamente poblados donde muchas familias cultivan en pequeñas granjas. Las cosechas locales fracasaron en junio y julio debido a las lluvias inadecuadas de febrero y marzo, según Mekonnen Dessalgo, director del programa en Etiopía.

Mientras tanto, en Etiopía el precio de los alimentos ha subido abruptamente, haciendo más difícil para las familias que perdieron sus cosechas adquirir los productos básicos. El maíz es tres veces más caro que hace un año en Etiopía, lo cual refleja un agudo aumento del precio de los alimentos básicos en todo el mundo, afirmó Dessalgo.

Aun en Addis Ababa, la capital de Etiopía, los niños están abandonando tempranamente la escuela porque no tienen suficiente alimento, dijo Dessalgo. “El problema es crítico”, remarcó.

A comienzos de año, algunas familias en Boricha y Awassa Zuria se vieron forzadas a vender su ganado a bajo precio para comprar sus alimentos. En junio, MCC y MKC-RDA comenzaron a distribuir alimentos en Boricha y Awassa Zuria, y las personas dejaron de rematar su ganado, según Dessalgo. A cambio de sus alimentos, más de 9,000 hombres y mujeres trabajan en proyectos comunitarios, incluyendo la excavación de reservorios, la construcción de terrazas para controlar la erosión y la plantación de árboles.

Ambas organizaciones distribuyeron también semillas de frijol y tallos de camote entre más de 3,600 familias granjeras en ambos condados.

MCC obtuvo los fondos para estos proyectos del Canadian Foodgrains Bank. Sin embargo, MCC necesita 1 millón de dólares adicional para continuar distribuyendo alimentos hasta fin de octubre, que es la época en que las familias podrán cosechar sus siembras, según Bruce Guenther, coordinador de apoyos en MCC.

Debido al aumento global en el precio de los alimentos, muchos pobladores de las zonas donde trabaja MCC están sufriendo el desabastecimiento de alimentos. MCC planea proporcionar 500 dólares adicionales en ayuda alimenticia de emergencia en algunas localidades, dijo Ron Flaming, director de programas internacionales.

Flaming destacó que es probable que el desabastecimiento de alimentos continúe debido al problema mundial del cambio climático, el alto precio del combustible y el uso de cosechas para la producción de biocombustibles como el etanol. MCC está planeando una respuesta a largo plazo ante esta crisis global de alimentos; una que aumente el trabajo de desarrollo de agricultura con granjeros de bajos ingresos. “Tendremos que enfocarnos en la producción de los próximos años,” dijo Flaming.

Las contribuciones para colaborar con el trabajo de MCC ante la crisis global de alimentos deben destinarse a “Food for All”. Puede realizar su contribución en línea en mcc.org/donate o en cualquier oficina de MCC.

Considere que, en Etiopía, 12 dólares proveerán alimento suplementario a una mujer y a un niño durante un mes, 42 dólares alimentarán a una familia de seis durante un mes y 210 dólares cubrirán el costo de alimentación de una familia por cinco meses.