De la convención a la elección

Por Rebeca Logan

Ya los demócratas y republicanos tuvieron sus convenciones políticas para nombrar oficialmente sus candidatos para la presidencia de Estados Unidos.

Luego de varios días de reuniones, discursos y fiestas, los candidatos iniciaron maratónicas giras para convencer al país de que sus propuestas son la mejores para guiar a la nación.

 Ahora los votantes tendrán la palabra. Y para los que todavía no han escogido a su candidato, o todavía no están inscritos para votar, el tiempo se agota.

 Si todavía no te haz inscrito para votar, no esperes más. En la mayoría de los estados es tan simple como ir al Departamento de Vehículos y Motores, el mismo sitio donde sacas tu licencia de conducir.

Recuerda que en muchos estados la fecha para inscribirse es varias semanas antes de la elección, así que tienes que hacerlo por adelantado. Si ya estás inscrito pero te haz mudado, también es importante actualizar tu dirección para que puedas votar sin problemas. Por lo general, basta con una llamada para hacer el cambio.

 Una vez que estés inscrito, asegúrate de saber donde será tu sitio designado para votar. Generalmente es en tu propio barrio, en una escuela o centro comunitario. Recuerda que si sabes de antemano dónde es, no perderás tiempo el día de la elección. 

Con tu tarjeta de votante en mano, ahora te toca decidir por quién vas a votar. Durante estas semanas se darán tres debates entre los candidatos a la presidencia, y uno entre los candidatos a la vicepresidencia. No te los pierdas, ya que te ayudarán a evaluar sus propuestas frente a diferentes temas de interés nacional e internacional. 

Además de la elección a la presidencia, este 4 de noviembre también se elegirán gobernadores, congresistas, alcaldes y muchos representantes más.  Infórmate acerca de los políticos locales y los temas que involucran directamente a tu comunidad. 

Los políticos locales suelen realizar foros abiertos y reuniones comunitarias a las que puedes asistir para verlos y hablarles en persona. 

Cuando ya sepas quiénes es tu candidato favorito a la presidencia, no te olvides que también tendrás que votar sobre iniciativas locales y estatales, como presupuestos escolares, fondos para parques, e incluso medidas migratorias, entre otras. 

Todo esto te puede parecer algo complicado, pero el precio de no votar, de no participar, es mucho más alto. Si tú no votas, otros decidirán por ti el rumbo del país que todos compartimos. 

Amigo lector de La Columna Vertebral, para más información sobre este tema o sobre servicios en tu comunidad, llama a la Línea de Ayuda de La Red Hispana al 1-800-473-3003.