Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Septiembre 18, 2012

Movimiento Ocupa Monsanto realizó actos contra la transnacional de los transgénicos

El día 17 de septiembre, el movimiento “Ocupa Monsanto” realizó en varias partes del mundo una gran protesta contra la mayor productora de transgénicos, la empresa estadounidense Monsanto, y el uso de productos y organismos genéticamente modificados (OGM). La intención fue hacer que la transnacional de los transgénicos recoja sus productos de las estanterías y los lleven de vuelta a sus laboratorios.

La principal manifestación ocurrió en la ciudad de Saint Louis, condado del estado de Missouri (Estados Unidos). La concentración se realizó en las “puertas del Mal”, como es llamada la sede de la Monsanto, sus locales de investigación y las oficinas de la empresa. También hubo acciones en más de 60 ciudades de Argentina, Alemania, Canadá, Filipinas, entre otros países.

“La gente está preocupada por la evidencia de que los alimentos transgénicos afectan a la salud humana, pero los políticos y las empresas ignoran la protesta pública contra los productos con modificaciones genéticas para proteger sus grandes beneficios”, señaló Rica Madrid, de Ocupa Monsanto.

Las manifestaciones ya tuvieron una previa hace seis meses. En marzo ocurrió el ‘Día de Acción Global’ con la realización de actividades en países de África, en la mayoría de los países de Europa, en toda América Latina, en Australia y en varias partes de Asia. Organizaciones y activistas realizaron sus propios eventos en los lugares elegidos por ellos durante uno o dos días con el propósito de llamar la atención y hacer que la transnacional de los transgénicos escuche la voz de la población mundial.

La transnacional Monsanto es responsable por la producción del 90% de los transgénicos plantados en el planeta y es también líder en el mercado de semillas. Esta posición hace que la empresa esté en el centro de los debates sobre las implicancias de la utilización de granos genéticamente modificados. Monsanto también es severamente criticada porque no tiene en consideración los costos sociales y ambientales asociados a su producción.

La empresa también es acusada de biopiratería, de contrabando de semillas, de manipulación de datos científicos y también de ser responsable del suicidio de agricultores hindúes, que se endeudaron a causa de los altos costos de las semillas transgénicas y de insumos químicos necesarios en las plantaciones de transgénicos.

Por estos motivos están creciendo campañas y movimientos contra Monsanto. En Brasil, el movimiento campesino promueve iniciativas de soberanía alimentaria alternativa y concientización sobre la no aceptación de los transgénicos. En Haití, campesinos/as rechazaron la “donación” de semillas enviadas por la empresa después del terremoto de enero de 2010. Y así varios otros países están intentando combatir la entrada de productos en sus tierras.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces