Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Septiembre 15, 2015

A casi un año de Ayotzinapa, un informe de la OEA cuestiona la versión oficial del caso

A 20 días del aniversario del caso Ayotzinapa, el grupo de expertos nombrado por la Organización de Estados Americanos (OEA), con el visto bueno del Gobierno mexicano, para estudiar la desaparición de 43 estudiantes a manos de narcos en colaboración con policías locales presentó un informe en el que se cuestiona la versión oficial. En base a un peritaje independiente de un especialista, se sostiene que los jóvenes no fueron incinerados en el basurero de Cocula.

La conclusión choca con las confesiones de varios detenidos que, según la Fiscalía, reconocieron que los habían llevado a ese lugar en un camión y en una camioneta y que, al llegar al basurero, varios habían muerto, ya sea por asfixia o por ir amontonados en los vehículos, y al resto los remataron a tiros.
El análisis del lugar de la supuesta pira lo realizó el perito en incendios José Torero sobre el terreno y con pruebas científicas en el laboratorio de la universidad australiana de Queensland, de la que es profesor e investigador. Torero, con experiencia en casos como el atentado contra las Torres Gemelas, determinó que “no hay ninguna evidencia que indique la presencia de un fuego de la magnitud de una pira para la cremación de inclusive un sólo cuerpo”. La incineración de los 43 cuerpos, según los cálculos de Torero, hubiera requerido 30 toneladas de madera, 13 de neumáticos y alrededor de unas 60 horas de combustión, mientras que los inculpados afirmaron que la hoguera duró de 10 a 15 horas.

“De haber existido un fuego de esta magnitud, daños generalizados serían visibles en la vegetación y en la basura”, indica el informe. Además, en el laboratorio australiano se hicieron exámenes con piedras y trozos de madera recogidos en el lugar del supuesto incendio para determinar si presentaban muestras de la alta combustión requerida para esfumar 43 cuerpos.

También, parte de los restos óseos se encontraron dentro de una bolsa en un río de la zona y fueron enviados a un laboratorio austríaco donde un fragmento se identificó, por pruebas genéticas, como correspondiente a uno de los 43 estudiantes de la escuela de magisterio rural de Ayotzinapa. Hasta la fecha es el único de los desaparecidos que ha sido identificado.

Después de la rueda de prensa, la titular de la PGR, Arely Gómez, ordenó un nuevo peritaje en el basurero de Cocula.

Los expertos nombrados por la OEA consideran que los estudiantes no deben darse por muertos sino por “desaparecidos”, y que la búsqueda tiene que proseguir. Respecto a los responsables del crimen, coinciden con la Fiscalía en señalar a las policías municipales de Iguala y Cocula como “directos agresores”. La investigación oficial ha esclarecido que los estudiantes, que se habían apropiado de autobuses de pasajeros para ir a México DF a la anual manifestación en memoria de la matanza de Tlatelolco de 1968, fueron atacados a balazos por policías locales, sin motivo aparente, y finalmente entregados a sicarios de Guerreros Unidos para ser desaparecidos.

En lo que los especialistas difieren es en que la responsabilidad se limite a narcos y policías locales. Afirman que está probada la presencia de miembros de la Policía Federal y del Ejército en distintos momentos y escenarios de los ataques. “Ninguna fuerza del Estado actuó en protección de los estudiantes”, concluye el nuevo informe.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces