Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Septiembre 8, 2016.

Actualización sobre reforma migratoria

A comienzos de 2015, varios gobernadores republicanos demandaron a la administración de Obama argumentando que la Constitución de los Estados Unidos otorga al Congreso y no al presidente el poder de pasar las leyes, y que la acción presidencial que inició el programa Deferred Action for Parent Arrivals (DAPA) iba más allá de su autoridad constitucional. El caso se dio a conocer como Texas vs. Los Estados Unidos. Tanto la Corte Federal del Distrito en Texas como la Quinta Corte del Circuito para Apelaciones se pusieron de parte de los gobernadores republicanos.

Entonces quedó en manos de la Suprema Corte de los Estados Unidos decidir el asunto, lo cual hizo en junio pasado. El voto fue 4 a favor y 4 en contra. El efecto legal del voto empatado fue que la decisión del Tribunal Federal de Apelaciones, en este caso el 5to Circuito, se mantiene.

El Presidente recientemente anunció que le solicitaría a la Corte Suprema volver a atender el caso una vez que un nuevo miembro llene el espacio vacante creado por la muerte del Juez Antonin Scalia. Si la Suprema Corte decide volver a atender el caso y ya sea el presidente Obama o Clinton nominan al reemplazo del fallecido magistrado, entonces habrá una buena posibilidad de que la iniciativa de Obama llamada Deferred Action for Parent Arrivals (DAPA) sobreviva y por lo menos apoye de manera temporal a cerca de la mitad de los 12 millones de indocumentados calculados en el país.

La nominada demócrata a la presidencia, Hillary Clinton, recientemente juró enviar un paquete de reforma migratoria al Congreso con una ruta a la ciudadanía dentro de sus primeros 100 días en el puesto. Si ese paquete se convierte en ley, dependerá de si es elegida presidenta y de la composición del Congreso. La Cámara de Representantes (controlada por republicanos desde enero de 2011) se ha negado repetidas veces a tomar acción sobre la propuesta de reforma enviada por el Senado. Por eso tendría que aplicarse una presión inmensa sobre sus miembros para que resolvieran la acción deseada.

Los partidarios de una reforma migratoria no deben olvidar que este año es de elecciones presidenciales y que los políticos estarán buscando votantes. Deben votar por aquellos que representen mejor sus intereses. Los que apoyan la reforma migratoria deben animar a sus amigos que sean ciudadanos de Estados Unidos a que se registren para votar, así como asegurarse de que de hecho voten el día de las elecciones.

Mientras tanto, todos los esfuerzos deben continuar en la lucha para obtener una reforma migratoria. Es central asegurar que Donald Trump cuya campaña se enfoca en construir una pared en la frontera sur y deportar unos 12 millones de inmigrantes indocumentados del país, sea derrotado.

Trump también prometió que cancelaría otra iniciativa migratoria por parte del presidente Obama llamada Deferred Action for Childhood Arrival (DACA) la cual ha diferido la deportación de millones de jóvenes que fueron traídos a los Estados Unidos sin falta propia y, lo más importante, les proporcionó a los beneficiados permisos de trabajo para que puedan trabajar legalmente en los Estados Unidos, así como hacer actividades cotidianas como abrir una cuenta de banco y obtener una licencia para conducir.

Mi oficina ha estado recibiendo varias inquietudes sobre DACA últimamente, especialmente después del voto de la Corte Suprema de los Estados Unidos en junio, preguntando si el programa aún existe. Estoy encantado de informarles que así es, que DACA aún existe. Los beneficiarios pasados pueden renovar sus solicitudes. Las personas elegibles también pueden solicitar por primera vez si cumplen con todos los requisitos.

Los inmigrantes y sus partidarios no tienen nada que ganar con una presidencia de Trump. Deben hacer todo en su poder para asegurar que una persona con pensamientos tergiversados como Trump no llegue a la Oficina Oval. Asimismo, una tercera parte del Senado y toda la Cámara de Representantes estarían en fila para elecciones el 8 de noviembre de 2016. Los inmigrantes y sus partidarios deben votar sólo por candidatos que sean amigables con sus intereses.

Lo más importante es que los políticos que sean elegidos bajo la promesa de avanzar en la causa de los inmigrantes deben hacerse responsables de lo que prometen. Demasiado a menudo los políticos hacen promesas a la ciudadanía y hacen poco o nada para cumplirlas una vez que están en el puesto.

Hay muchas maneras en que los inmigrantes y sus partidarios pueden asistir en la pérdida de Trump y otros políticos anti inmigrantes, como contribuyendo con tiempo y dinero a candidatos que apoyan su agenda. También pueden asegurarse de que las personas que pueden votar se registren y voten en el día de las elecciones.

Joseph S. Hughes es un abogado con más de 20 años de experiencia, especializado en ley de inmigración en el área de Michiana. Él y su equipo de trabajo son bilingües en inglés – español y se les puede localizar en el 269-473-2370 o en . Hughes Law Office esta lista para ayudar a los inmigrantes a resolver todos sus asuntos y problemas migratorios.

 

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces