Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Septiembre 5, 2017.

México del Norte • El país del Sur

La historia, dice el dicho, la escriben los vencedores. Los vencidos normalmente se aferran a algunos símbolos que les dan una identidad propia.

Ahí comienza la historia de Charlottesville, donde un fanático racista atropelló a decenas de personas, matando a una. El homicidio sucedió al final de una larga jornada donde miles de manifestantes se opusieron a centenares de racistas que no quieren que se quite de un parque la estatua de un militar de la llamada “guerra civil”.

Y ahí está el punto. Visto desde el Norte, desde la perspectiva de los vencedores, la guerra de 1861 a 1865 fue una guerra civil. Pero desde el punto de vista del Sur, de los perdedores, fue una guerra de independencia. Durante cuatro años, por lo menos, existió entre México y Estados Unidos un país llamado Estados Confederados de América. Ese país tuvo presidente y vicepresidente electos por el Colegio Electoral (el mismo que elige al presidente de Estados Unidos), tuvo una Constitución, un gabinete, timbres de correo y su propia moneda.

Además, tuvo un cuerpo diplomático, con embajadores que se presentaron ante otras naciones, entre ellas Gran Bretaña, donde abrieron su propia embajada, y aunque el imperio se mantuvo neutral frente a la contienda, dos poderosos navíos de guerra de los confederados fueron construidos al otro lado del Atlántico.

En cuanto a México, al presidente confederado Jefferson Davis le gustaba la idea de apropiárselo, o al menos los estados mexicanos del norte. Su embajador, Pickett, llegó a convencer al gobernador de Chihuahua, Luis Terrazas, de reconocer a los Estados Confederados oficialmente, y conseguir del otro lado, en Matamoros, que los barcos con algodón del Sur pasaran sin problema para exportar el producto a Europa. Peor aún, el gobernador de Sonora y Coahuila, Santiago Vidaurri, ofreció anexar esos estados a la Confederación.

Si la historia hubiera sido distinta, hoy hablaríamos francés y Zacatecas sería la frontera con los Estados Confederados de América. Los sureños, los derrotados, se aferraron a los héroes de su fallida independencia, sus estatuas, sus proclamas y su bandera. Y el Norte, los vencedores, nunca se las quitaron.

Junto con escribir la historia, los vencedores están obligados a deshacer la historia de los vencidos. Pero el Sur logró lo que ningún otro perdedor. Por todo Estados Unidos hay estatuas al General Confederado Lee, a “los caídos” del Sur y demás. Es como si hubiera estatuas de Cuauhtémoc en Madrid o de Hitler en Jerusalén.

Hay pueblos que luchan por su independencia y élites aristocráticas que luchan por la explotación. Esa es la historia del Sur. Los sureños, negros una cantidad, blancos pobres la mayoría, no querían ninguna independencia. Eso lo querían los hacendados del algodón, los millonarios dueños de esclavos.

Y perdiendo y todo, impusieron la idea de que eran víctimas y tenían razón. El Norte vencedor no pudo evitarlo y de hecho contribuyó a ello. El presidente de los Estados Confederados, aunque acusado de traición, nunca fue juzgado y por el contrario, fue electo Senador (aunque le negaron tomar posesión), y publicó un libro donde establecía que el Sur debía ser independiente y tener “un sistema democrático blanco basado en un dominio firme de una casta negra excluida y controlada”. Esa era la ideología detrás de la independencia.

Y por eso el Norte nunca la combatió a fondo. A fin de cuentas, con todo y la famosa emancipación de la esclavitud, ese fue el sistema en todo Estados Unidos hasta las luchas por los derechos civiles de los 1960’s: blanco, dominante y excluyente.

Y esa ideología no está solamente en el sur. Está también en la Casa Blanca, donde un imbécil gobierna por medio del Twitter y se lamenta de que se quiten las estatuas de los generales que lucharon por mantener la esclavitud. Esa es la historia de Charlottesville y de todo este país. Ese es el enemigo a vencer.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces