El pueblo de los Estados Unidos está despertando en su confrontamiento con la realidad de la guerra. Entre más cerca está el país de la guerra, más voces se elevan para protestar contra un acto que solo trae violencia e injusticia sobre todos.

En esta oportunidad no solo los movimientos e iglesias de paz han tomado una posición frente a la guerra sino también gente de todas las vertientes también lo está haciendo. Algunos miembros del congreso han cuestionado las verdaderas intenciones de emprender la guerra y la gente empieza a darse cuenta que solo los intereses petroleros están siendo servidos.

Aun más, el análisis de las razones para la guerra están haciendo caer en cuenta a cada persona acerca del papel que tenemos en el futuro. Nuestra creciente dependencia en el petróleo ha creado una economía que está decidida hasta causar la muerte, si es necesario, para subsistir.

Los periódicos están llenos de comentarios de personas que se han expresado en contra de la guerra y de otra parte las demostraciones que se han llevado a cabo en varias ciudades han hecho que algunos jóvenes hayan sido encarcelados por esto.

Por qué entonces, el presidente Bush y parte de su administración insisten en comprometerse rápidamente en esta guerra sin escuchar o consultar con la gente que los eligió? Están sus intereses personales pesando más que las voces de la gente que sufrirá y pondrá los mártires?

En Septiembre 11, 2001 hubo un ataque a los Estados Unidos. La administración se dispuso a castigar aquellos vinculados y Al-Qaida fue nombrada como ejecutora del ataque. Sin embargo, 14 de los 17 terroristas eran Arabe Sauditas, como también lo es Osama Ben Ladin. Además el hermano de Osama Ben Ladin fue el asesor de negocios de los intereses petroleros de los Bush hasta dos meses antes del ataque. Después de todos esos hechos y de que ha habido una guerra contra Afganistán, no entiendo como los Estados Unidos una vez más van tras Sadam Hussein y el pueblo de Irak. Ha sido esto explicado?

Espero que las voces de la gente que está contra la guerra se sigan levantando. También espero que podamos recordar que cada vida es preciosa, no solo las de nuestros seres queridos. Y me uno a los muchos que desean poner freno a esta tendencia insana hacia la maldad y la destrucción.