Bendigo my piel oscura, porque me siento orgullosa de la historia de resistencia de los pueblos de Las Américas.

En las ruinas de Machu Pichu o de los Templos Mayas y muchas otras ruinas a lo largo y ancho de América se puede ver el grado de avance social, económico y técnico de las sociedades que poblaron este continente. Los científicos modernos aún se maravillan de la forma como muchas de las ciudades estaban construidas y del profundo conocimiento que se tenia del tratamiento de aguas y cultivos avanzados de subssitencia. Su cosmología tenía una amplia vision y una mira más aguda que la de los Europeos de su época.

Hoy en día continúo sintiéndome orgullosa de la historia de resistencia de la gente de color en las Américas. Mientras que las potencies mundiales debatían la situación en Irak, miles de campesinos e indígenas marchaban hacia Cancún, México, donde se discutía la ‘Guerra comercial mundial’.

Los que marchaban protestando han tenido una historia de trabajar la tierra, por lo tanto están armonizados con el pulso de la naturaleza y tienen experiencia de primera mano, de como los poderosos han tomado sus tierras y han contaminado el agua. Los poderosos han jugado de acuerdo a las reglas del monopolio concentrando el poder más y más en las manos de unos pocos, creando grandes imperios de industria alimenticia. A fin de continuar construyendo y fortaleciendo esa ‘economía global’, se han aplastado los esfuerzos locales en cada nación, de tener alimento diario que no haya sido comercialmente producido y procesado.

La protesta de los pueblos indígenas lleva consigo la historia de aquellos que han sido robados de su tierra y de su forma de subsistencia; sin embargo mantiene sus tradiciones como parte de su forma de vida, incluso cuando ha sido cada vez más difícil para ellos cultivar sus productos y mantener una economía local.

La fibra social de las comunidades se ve afectada cuando esta gente de color se empobrece y después de desplaza primero hacia las grandes ciudades y más tarde hacia los Estados Unidos. Por qué están aquí? Porque han sido sacados de sus paises por la globalización. La globalización tiene la agenda de intereses de los paises poderosos que han convertido todos los aspectos de la vida humana en una industria.

Ahora tenemos la industria alimenticia, industria de la salud, industria military, etc. Ellas tienen mucho en común, se refuerzan una a la otra y hacen las reglas que declaran ilegales y terroristas a aquellos que no están de acuerdo con sus reglas o confrontan su poder.

Nuestros niños deben aprender la gran historia de nuestros pueblos, sus logros y sus sueños. Cada nación tiene su propia forma característica de vivir y crear su cultura. Cada cultura varía de acuerdo con la tecnología que se mida, según los estandares del siglo 21, sin embargo, cada cultura es única. Cuando una cultura muere, el mundo debería llorar, así como cuando una especie animal se extingue.

La globalización es un proceso de homogenización, donde cada lugar e individuo es visto como un cliente y una fuente de ingresos. Los indígenas han tenido el valor de resistir y luchar contra la globalización.

En este próximo 12 de Octubre, 2003, celebraré el ‘Día de la Raza’. Como se llama en muchos paises Latinoamericanos ya que aunque la influencia europea quisiera que celebráramos solo el lenguaje, religión y tradiciones impuestas por ellos, debemos reconocer nuestra raíz indígena que nos ha hecho fuertes.,

Somos uno, no solo por el lenguaje, somos uno porque compartimos una historia y ancestor común. Los tonos de piel oscura que compartimos es algo que debe enorgullecernos.