México del Norte

Jorge Mújica • mexicodelnorte@yahoo.com.mx

En internet, donde se puede encontrar desde novia hasta recetas exóticas, se encuentran también armas de todo tipo. Hablamos de un solo vendedor que se lleva las palmas por su catálogo: el Pentágono, alias Departamento de Defensa de Estados Unidos.

Según la Oficina General de Responsabilidad (GAO), que se encarga de investigar al propio gobierno, el Departamento de Defensa hace verdaderas “ventas de garaje”, vendiendo hasta equipos para fabricar ántrax.

Pero el ejército ni siquiera vigila quién compra o revende su equipo, así que parece no haber duda de que ya podría haber caído en manos peligrosas. La duda es tan fuerte, que la GAO le puso los pelos de punta al Congreso, y ahora hay audiencias públicas sobre el tema.

Entre otras cosas, el Pentágono vende: cortadoras de rayos láser, vehículos como los usados en las guerras contra Irak y Afganistán, instrumentos para medición y equipo químico y biológico, incluidos trajes protectores, lo cual supuestamente está prohibido. Eso sí, el GAO informa que algunos de esos trajes no protegen, y que ya habían sido declarados defectuosos, lo cual no impide que los hayan comprado algunas agencias locales de policía.

¿Y cómo se enteró GAO de la venta? Pues comprando. Armaron una empresita fantasma y compraron 46,000 dólares de equipo por solamente 4,000 dólares. Porque, además, el Pentágono vende con pérdida.

Tan solo en 2002, el Pentágono vendió 1,200 millones de dólares de material para "sufragar sus gastos", dicen, y que los contribuyentes no tengan que pagar por todo. Entre 1990 y 1995 vendieron 7,000 millones de dólares. Y lo que no vendieron lo reglaron, incluidos casi 4,000 tanques, 125 helicópteros de ataque, 500 bombarderos y más de 200,000 pistolas y rifles.

Los regalos han sido para gobiernos en América Latina que "luchan contra el narcotráfico y para los países africanos que apoyan las intervenciones armadas para la paz, como la de Somalia, y actividades similares.

Y lo que no regalan, lo prestan. Solamente en 1996 el pentágono le "prestó" 695 millones de dólares en equipo a 20 países, con promesa de devolución.

Estados Unidos es el mayor proveedor de armas del mundo. En el 2002 vendieron 13,300 millones de dólares, un 45.5 por ciento del total del mercado. El Pentágono vende libremente armas por internet, además de rezagos de materiales sobrantes con los que cualquiera que haya ido unos años a una Facultad de Ciencias Químicas podría fabricar armas biológicas.

Al comprador disfrazado de GAO, que compró equipo de última generación para fabricar ántrax nadie le preguntó el destino de esas máquinas.

Lo irónico del caso es que es el mismo tipo de equipo que los buscados en Irak.

Así, el gobierno que no encuentra armas en Irak, ni a Hussein y Osama, ni al denunciante de sus agentes de la CIA en la Casa Blanca, bien podría dejar de gastar millones de dólares en el mundo mandando ejércitos, pues le bastaría con buscar Yahoo, y sin salir de casa.